Dawson vivió un calvario durante ocho meses pensando que fallecería antes de Navidad
Ginny Irovando Long, de 34 años, y Robert Edward Long, de 47 años, fueron arrestados luego que su malévolo plan quedara al descubierto. Su hijo moriría en Navidad

“Bueno, pasaron tres días después de Navidad y él está bien. Él todavía tiene sus días buenos y malos, pero somos unos padres felices y felices sabiendo que ha llegado hasta aquí. Cuando los médicos nos dijeron que no creían que estaría con nosotros en Navidad, eso nos aplastó el corazón”, publicaron en las redes sociales, Ginny y Robert, supuestamente al enterarse que a su hijo de 13 años le habían detectado cáncer terminal.

La pareja tenía plenamente calculado el día en que su hijo supuestamente moriría, poco antes de Navidad.

“Todo lo que podemos decir es que aquellos que nos dijeron que no siempre se puede creer lo que dice un médico, bueno, eso es cierto. Solo hay una persona que sabe cuándo llegará el momento de Dawson y ese es Dios. Todos los días que compartimos con él, le agradecemos a Dios por [dejarnos] ser su mamá y su papá un día más. Por favor, sigan con sus oraciones; están funcionando”, continuaron los padres.

Dawson solo esperaba el día de su deceso, sus padres lo habían hecho creer que no había ninguna esperanza y que iba a morir. Ginny y Robert decidieron que esta sería la farsa perfecta para generar lástima en las personas y aprovecharse de ellas para poder recaudar mucho dinero.

También podría interesarte  Suspenden empleados por hablar español

El plan resultó como esperaban y la comunidad estaba totalmente comprometida con Dawson por lo que los habitantes lanzaron una recaudación de fondos con camisetas y crearon una cuenta en GoFundMe.

Durante ocho meses, el menor vivió un calvario, esperando el día de su muerte pero este no llegó antes de Navidad, como sus padres se lo habían dicho. Estaba sano. Sus padres le hicieron creer que fallecería para recaudar fondos y vivir una vida sin preocupación económica.

“El chico de 13 años pasó los últimos ocho meses creyendo que iba a morir de cáncer cerebral, pero la investigación de la Policía de Okaloosa reveló que sus registros médicos muestran que no tiene tumores cerebrales. La investigación reveló que la pareja organizó una recaudación de fondos con camisetas para el niño en su escuela el año pasado y también divulgaron información falsa sobre el diagnóstico de cáncer en sus cuentas de Facebook”, dijo la Policía del condado de Okaloosa, en el norte de Florida.

Luego de que la macabra estafa fuera descubierta, Ginny y Robert fueron detenidos. Están acusados de abuso infantil y fraude.

Agencias.