Un padre y su hijo dieron muerte a un adolescente de 17 años de edad, lo desmembraron y luego cocinaron su carne. El terrorífico hecho sucedió en la ciudad de Valencia, centro-norte de Venezuela.

El adolescente, de iniciales Y.E.A.S, fue reportado como desaparecido desde el pasado miércoles. No fue hasta el último fin de semana, cuando la policía y sus padres hallaron el cuerpo enterrado en una zona montañosa.

Al parecer, el crimen se debió a una deuda de 500.000 bolívares (49.75 dólares). Según información del diario El Carabobeño, padre e hijo confesaron el crimen a la policía de Venezuela.

Presuntamente, la víctima conversaba con ellos, cuando el adulto lo golpeó en la cabeza con un tubo. Luego, se lo llevaron hacia su casa para rematarlo y cortar su cuerpo en pedazos. Posteriormente lo quemaron y las partes más carnosas de su cuerpo fueron preparadas en un asador.

También podría interesarte  Discutía sobre Trump y le arrancaron una oreja a mordiscones

Padre e hijo también estuvieron presentes en la búsqueda de los familiares, pero siempre se mostraron nerviosos y empezaron a despertar sospechas. Por ello, los parientes llamaron a la policía e informaron que algo no andaba bien con ellos.

Tras varias labores de los policías y arduos interrogartorios, se logró la confesión del crimen por parte de ambos, quienes terminaron guiando al sitio donde se encontraban los restos quemados del menor.

Agencias.