El ‘hulk’ ruso quiere morir porque ya no aguanta más el dolor en sus inflamados brazos.
Kiril Tereshin se hizo conocido por sus enormes brazos, que logró después de inyectarse distintas sustancias, y que ahora transformaron su vida en una pesadilla. Los médicos evalúan amputarle ambas extremidades superiores.
Kiril Tereshin o el denominado “Hulk ruso” aseguró que ya no puede aguantar el dolor en sus brazos inyectados con diversas sustancias para crecer en tamaño y lograr ese efecto de “hombre forzudo”.