Hace 24 años, la hija de Wang Mingqing desapareció en la ciudad central china de Chengdu. Tras buscarla sin resultados, en 2015 el hombre decidió hacerse taxista para dar a conocer la historia de su hija, a la que finalmente encontró hoy, según reportó el medio local Diario del Pueblo.

El hombre decidió hacerse taxista en 2015 para poder conocer más gente y contar al mayor número posible de personas la historia de su hija, perdida en 1994, cuando sólo tenía tres años, en un descuido de su padre cuando éste tenía un puesto callejero de fruta y ella estaba a su lado.

Wang recordaba con tristeza el día en que salieron de casa su esposa, su pequeña y él: “Los tres salimos de la casa felices esa mañana, pero sólo regresamos su madre y yo”.

También podría interesarte  Oposición: Hay conflicto de poder entre chavistas

Wang y su esposa pasaron años pegando carteles con la cara de su hija, en contacto con la policía y visitando orfanatos y hospitales, pero fue con el taxi, contando la historia a más de 17 mil pasajeros, que el padre logró llegar a más gente.

La hija de Wang conoció el mes pasado a través de la prensa la búsqueda de su padre mediante el taxi, contactó a la policía y a sus padres el pasado 16 de marzo, y el 1 de abril se hizo una prueba de ADN que confirmó que era la niña perdida hace casi un cuarto de siglo.

La prensa china ofreció imágenes de Wang y su hija hablando emocionados a través de un ordenador, y se espera que la familia se reúna esta semana.

Agencias.