A tan sólo dos semanas de que Starbucks cierre miles de tiendas en Estados Unidos para instruir a sus trabajadores en cómo prevenir la discriminación racial, un nuevo capítulo de racismo ocurrió en una de sus tiendas.

Un barista en una tienda en La Cañada Flintridge, California, entregó a su cliente la orden y en el recibo escribió un insulto racial.

Pedro, quien pidió no ser identificado por su apellido, pidió dos cafés y recibió su orden con la palabra ‘beaner’ (‘frijolero’) en ambas tazas en lugar de su nombre, según contó el usuario a NBC4, Telemundo 52.

“Es una palabra ofensiva utilizada para los latinos”, dijo.

Pedro no cree que el insulto haya sido escrito por accidente porque el barista lo llamó una vez que su orden estuvo lista.

Starbucks, en un intento de compensar lo ocurrido, le ofreció a Pedro una tarjeta de 50 dólares, pero él no aceptó porque consideró que era ‘un insulto en general’.

En un comunicado, la cadena de café dijo que está trabajando para remediar el incidente.

Esto ocurre en momentos en que la compañía intenta enfriar tensiones después del arresto de dos hombres negros en uno de sus cafés en Filadelfia ocurridos en abril, lo que desató acusaciones de discriminación racial contra la cadena.

También podría interesarte  Croacia celebra su ingreso a la Unión Europea

Hace tres años, Starbucks fue blanco de burlas por tratar de iniciar una conversación nacional sobre relaciones raciales, al pedir a sus empleados que escribieran las palabras “Razas Juntas” en las tazas de café. La iniciativa, aunque salió mal, se correspondía con las establecidas gestiones de la compañía para proyectar una imagen progresista y de inclusión.

‘Beaner’ es un término despectivo usado en Estados Unidos para referirse a los mexicanos, similar al término “gringo” usado por los de habla hispana para referirse a los estadounidenses.

Tiene su origen en que en la comida mexicana los frijoles (beans, en inglés) son muy comunes.

Agencias.