Los bomberos continuaban buscando este miércoles a personas bloqueadas en sus casas o en vehículos carbonizados en las localidades de Mati y Rafina, arrasadas por los incendios que dejaron al menos 79 muertos.

El nuevo balance, anunciado por Stavroula Maliri, la responsable del servicio de bomberos, se suma a otro anterior que daba cuenta también de 187 heridos.

Los socorristas continúan la búsqueda, especialmente en la ciudad de Mati y en Kokkino Limanaki, un barrio de la ciudad portuaria de Rafina, a unos 40 km de Atenas, donde hay cientos de viviendas y vehículos quemados.

La catástrofe, que varios medios de prensa calificaron de “tragedia nacional”, comenzó el lunes, cuando el fuego se declaró en un monte cercano a Pendeli y fue atizado por vientos de 100 km/h.

El balance en la zona arrasada supera los 77 muertos registrados en los incendios de 1977 en el Peloponeso (sur de Grecia) y la isla de Eubea (este).

También podría interesarte  Hallan 16 cráneos en calles de Praga

El martes el hallazgo de 26 cuerpos carbonizados, incluidos niños pequeños en una casa de Mati conmocionó al país. Fueron encontrados abrazados en grupos “en un último intento por protegerse”, contó un socorrista, Vassilis Andriopulos.

Algunos residentes escaparon en pánico hacia la playa, a pocos metros de distancia, donde muchos de ellos tuvieron que permanecer más de una hora en el agua para salvarse.

Los bomberos seguían recibiendo “decenas de llamadas” de personas en busca de sus familiares, afirmó la portavoz de los bomberos.

Este miércoles llegaron más de 300 ingenieros a la zona del siniestro para acelerar el inventario de daños. Estos incendios podrían así superar en víctimas a los que dejaron 77 muertos en 2007.

Una madre polaca y su hijo figuran entre los muertos, según el gobierno de Varsovia, al igual que un ciudadano belga, indicó el ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica.

Agencias.