El boletín del Centro Nacional de Huracanes a las 6:00 am del día de hoy indica que el ojo del huracán Florence se encuentra atravesando la costa de Carolina del Norte y representa una “amenaza de vida”, con promesas de “inundaciones catastróficas” y serios daños.

El ciclón se desplazaba a 9 km/h, agregó el NHC, que advirtió que impone “una marejada ciclónica amenazante para la vida” y que “la amenaza de inundaciones por las lluvias aumentará durante los próximos días”.

El boletín indica también, que se han detectado ráfagas de entre 127 y 131 kilómetros por hora en Cabo Lookout y Topsail Beach, North Carolina, mientras que los niveles de agua en Pamlico Sound y Emerald Isle “permanecen elevados”.

También podría interesarte  Peña Nieto asistirá a misa del Papa

En Emerald Isle, Carolina del Norte, el agua alcanzó una altura de 1,92 metros. Emerald Isle está a unos 135 kilómetros al norte de Wilmington. Los efectos de Florence sobre la región podrían durar varios días y dejar una amplia zona sumergida bajo el agua procedente del océano y la caída en forma de intensas precipitaciones.

Se ha declarado zona de desastre que podría extenderse varios días más, dependiendo de la evolución del meteoro.

Agencias.