El boletín del Centro Nacional de Huracanes a las 6:00 am del día de hoy indica que el ojo del huracán Florence se encuentra atravesando la costa de Carolina del Norte y representa una “amenaza de vida”, con promesas de “inundaciones catastróficas” y serios daños.

El ciclón se desplazaba a 9 km/h, agregó el NHC, que advirtió que impone “una marejada ciclónica amenazante para la vida” y que “la amenaza de inundaciones por las lluvias aumentará durante los próximos días”.

El boletín indica también, que se han detectado ráfagas de entre 127 y 131 kilómetros por hora en Cabo Lookout y Topsail Beach, North Carolina, mientras que los niveles de agua en Pamlico Sound y Emerald Isle “permanecen elevados”.

También podría interesarte  Palestinos confían en ser reconocidos como Estado

En Emerald Isle, Carolina del Norte, el agua alcanzó una altura de 1,92 metros. Emerald Isle está a unos 135 kilómetros al norte de Wilmington. Los efectos de Florence sobre la región podrían durar varios días y dejar una amplia zona sumergida bajo el agua procedente del océano y la caída en forma de intensas precipitaciones.

Se ha declarado zona de desastre que podría extenderse varios días más, dependiendo de la evolución del meteoro.

Agencias.