El Servicio Secreto de Estados Unidos anunció hoy que interceptó un “sobre sospechoso” dirigido al presidente estadounidense, Donald Trump, y que está investigándolo, poco después de que el Pentágono informara de que había detectado en sus inmediaciones otro paquete que contenía un veneno.

El Servicio Secreto, que es el cuerpo encargado de garantizar la seguridad del mandatario estadounidense y su familia, indicó en un comunicado que este lunes, 1 de octubre, detectó “un sobre sospechoso dirigido al presidente”.

“Podemos confirmar que estamos trabajando conjuntamente con nuestros socios de las agencias de seguridad para investigar a fondo este asunto. Todas las amenazas dirigidas al presidente o a cualquier persona protegida por el Servicio Secreto se toman en serio y se investigan a fondo”, agrega la nota.

El Servicio Secreto no dio detalles sobre el posible contenido del sobre o su procedencia, pero la información llega el mismo día en el que el Pentágono reveló que había hallado un paquete sospechoso enviado al Pentágono que, según los análisis preliminares, contenía el veneno ricina.

También podría interesarte  Singapur reporta 9 mil casos de dengue

Ese paquete no llegó a entrar en ningún momento en la sede de la cartera de Defensa sino que fue localizado el lunes en uno de sus edificios aledaños por agentes de las fuerzas de seguridad del Pentágono, precisó un portavoz del Departamento, el coronel Robert Manning, en un comunicado.

Todo el correo recibido ayer en el edificio de control del Pentágono se encuentra bajo observación, la instalación está en cuarentena y no se contempla que el personal del Pentágono esté bajo peligro, señaló Manning. El paquete fue entregado al FBI para que realice análisis adicionales.

Las semillas de ricino contienen la proteína tóxica conocida como ricina, que es altamente venenosa y fue empleada en el pasado por el grupo terrorista Al Qaeda con el objetivo de llevar a cabo atentados biológicos.

Agencias.