Una mujer de nacionalidad argentina que había sido llevada a Bolivia hace 32 años, cuando tenía 13, fue rescatada junto a su hijo menor de edad y regresada a su país, informó este martes la Gendarmería Nacional de Argentina.

El rescate fue resultado de tareas conjuntas entre la Gendarmería argentina y la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de la Policía Nacional de Bolivia, Unidad Bermejo, indicó el cuerpo en un comunicado de prensa.

La mujer de 45 años había sido víctima del delito de trata de personas, hace 32 años, precisó el parte.

Tras un pedido judicial de Argentina a la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales “Orán”, durante los primeros meses de este año se reunió información y se logró determinar que la mujer se encontraba en la ciudad de Bermejo, Bolivia.

Tras la intervención de la Fiscalía Federal, se coordinaron las fuerzas de ambos países para rescatarla y restituirla a Mar del Plata, su ciudad de origen, 400 km al sur de Buenos Aires.

También podría interesarte  Jezbolá dice que Siria le suministrará armas

Tras una escala en Salta (norte), donde fueron entregados a la responsable local de la Oficina de Rescate y Asistencia a las Víctimas del Delito de Trata de Personas, la mujer y su hijo viajaron a Mar del Plata donde se reencontraron con sus familiares, informó el comunicado.

La mujer, cuyo nombre no ha sido revelado, viajó a Bolivia en busca de trabajo, tras haber sido engañada por el novio de su hermana mayor, que aparece en la causa judicial bajo las letras AC, según el portal de noticias Minuto

AC prometió a las hermanas que una vez en Bolivia conseguirían trabajo pero, en realidad, fueron secuestradas y explotadas sexualmente. La hermana mayor logró volver a Argentina meses más tarde, pero la menor se quedó atrapada en la red de trata de personas.

La mujer dijo que no tenía forma de regresar a Argentina, ya que su empleadora le retenía sus documentos.

Agencias.