Dafne Almazán Anaya ha puesto el nombre de México muy en alto al convertirse en la mexicana de menor edad en estudiar una maestría en la Universidad de Harvard.

A los 13 años, Dafne se convirtió en la psicóloga más joven del mundo, y hoy, a los 17, será la primera menor de 18 años en ingresar a un posgrado en esta prestigiosa institución en 100 años.

​Es una superdotada que, a los 6 años, ya sabía leer y escribir, a los 10 terminó la preparatoria en cursos en línea y a los 13 se convirtió en la psicóloga más joven del mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define que las personas superdotadas tienen un Coeficiente Intelectual mayor a 130 puntos.

Sin embargo, Dafne considera que los niños superdotados en México son estereotipados, mal diagnosticados e incomprendidos, por lo que ella espera poder ayudar a niños como ella a desarrollar y potencializar sus capacidades.

También podría interesarte  Accidente en exhibición aérea deja 2 muertos

Los logros de Dafne Almazán no son fortuitos, pues su padre, Asdrúbal Almazán, es el director del Centro de Atención a Talentos (Cedat), un lugar de enseñanza especializado en niños superdotados que les brinda un ambiente seguro y confiable.

“Son niños como cualquier otro, sólo que con un CI mucho mayor que el resto de la población”, asegura.

Dafne explica que muchos niños son mal diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), pero en realidad “sólo es que son más inteligentes”, pues de acuerdo con datos del Cedat, 93% de los niños diagnosticados con este trastorno son superdotados.

Al Cedat acuden actualmente poco más de 300 niños que, como Dafne, son superdotados intelectualmente, aunque han atendido a más de 4 mil, por lo que su padre espera que el logro de la joven sea un orgullo para la institución que lidera.

Agencias.