El gobierno de Rusia negó estar considerando la posibilidad de evacuar al presidente Nicolás Maduro de Venezuela para concederle asilo político, informó hoy el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, quien reafirmó su postura sobre la crisis en el país sudamericano y calificó de “inadmisible” cualquier intervención externa.

“Este tema no figura de ninguna manera (en la agenda) ni se plantea”, a pesar de la cercanía política que existe entre ambos países, dijo a la prensa Peskov.

Sobre si Rusia examina la actual situación de Venezuela con Estados Unidos, Peskov respondió que Moscú no mantiene contactos con Washington, pero sí intercambia opiniones al respecto con sus socios extranjeros.

También podría interesarte  Turquía eleva a 41 los muertos en el atentado del aeropuerto de Estambul

“En estos contactos subrayamos que cualquier intervención extranjera sería inadmisible, y que una injerencia por la fuerza de terceros países podría provocar daño y consecuencias catastróficas”, apuntó.

Agencias.