Desde el lunes, un número indeterminado de niños tienen vetado el acceso al colegio. ¿El motivo? No están vacunados. El origen de la drástica medida se remonta a mediados de 2017, cuando el ya extinto gobierno de Renzi aprobó un decreto exigiendo la vacuna obligatoria para entrar en la escuela. La actual coalición del Movimento 5 Stelle y la Lega logró paralizar la medida temporalmente. Ahora ha regresado.

La clave. El Decreto Lorenzin fue una de las diversas medidas ejecutadas por el Partido Demócrata para impulsar las tasas de vacunación en Italia. 2017 fue un año calamitoso: una epidemia de sarampión afectó a más de 4.500 personas, causando hasta seis muertes. El país se situaba por aquel entonces a la cola de la inmunidad europea: en 2015, la tasa de cobertura de la primera dosis no superaba el 85%.

La pugna. La medida era drástica: los padres debían acreditar hasta diez vacunas para registrar a sus hijos en el colegio. No llegó demasiado lejos. Las elecciones de marzo de 2018 impidieron poner en marcha la resolución. El nuevo gobierno, comandado por el M5S y la Lega, aprobó su paralización temporal durante un breve periodo de tiempo. Hasta entonces, los niños no vacunados pudieron acudir a clase.

Fecha límite. La suspensión cautelar del Decreto Lorenzin finalizó el 10 de marzo. Durante esta semana los colegios han comenzado a vetar el acceso a los escolares sin inmunizar. Sólo en Bolonia, según cuenta The New York Times, han sido más de 300. La cifra nacional se desconoce. El gobierno trabaja ahora en una nueva ley que tumbe la prohibición siempre y cuando se haya alcanzado la inmunidad de grupo.

¿Por qué? Italia arrastra problemas de inmunización desde mediados de los sesenta, cuando miles de personas fueron vacunadas de forma irregular. Durante los últimos años el movimiento antivacunas ha crecido, espoleado por el M5S: la formación llegó a plantear una ley que falsamente asociaba el autismo a las vacunas. Su causa se hizo muy popular. La Lega también ha agitado el espantajo del escepticismo.

¿Son culpables los antivacunas del regreso del sarampión? Las múltiples causas tras la epidemia

Es grave. Según las asociaciones de médicos y pediatras, la tasa de cobertura ha crecido durante los últimos dos años (92% en 2017), pero hay riesgo de revertir los avances. Los casos de sarampión se han multiplicado en el último lustro. De ahí la contundencia del Decreto Lorenzin, hoy de nuevo vigente: si tu hijo no está vacunado, tampoco podrá estar escolarizado. Una medida radical y sin precedentes.

Agencias.