El actor y comediante Volodimir Zelenski fue elegido como presidente de Ucrania en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales este domingo. No tiene experiencia en política, pero ya interpretó a un presidente en una serie de televisión llamada Servidor del Pueblo.

Zelenski, de 41 años, es reconocido en Ucrania por sus monólogos cómicos y resultó victorioso tras beneficiarse del descontento que los ucranianos tienen con los políticos y élites, consideradas corruptas e ineficaces. Los ciudadanos tambiéne estaban decepcionados tras el “levantamiento” prooccidental que llevó al presidente saliente, Petro Poroshenko, al poder

Desde el principio, Zelenski optó por una campaña espectáculo, y su anuncio de candidatura a la presidencia fue retransmitido la noche de Año Nuevo por una cadena privada, en lugar del mensaje del presidente Poroshenko. “Cuando anuncié que me presentaba a la presidencia, me calificaron de payaso. Soy un payaso y estoy orgulloso de ello”, declaró entonces.

La única experiencia como gobernante de este actor, humorista y próspero emprendedor del espectáculo, se limita a un papel en la serie de televisión “Servidor del pueblo”, donde interpreta a un profesor de historia que llega inesperadamente al poder.

Zelenski es originario de la ciudad industrial de Kryvy Rig, en el centro del país. Pero hizo carrera en los escenarios y en la pantalla, en espectáculos humorísticos y conocidas películas en Ucrania y también en Rusia.

Sus partidarios creen que Zelenski trae una bocanada de aire fresco a la política ucraniana, mientras que sus detractores denunciaron un programa confuso y una falta de experiencia peligrosa para un país en guerra.

Ante estas críticas, Selenski se rodeó de asesores reformistas y aseguró que quiere mantener el rumbo prooccidental de su país, a la vez que negocia con Rusia, con la participación de Estados Unidos, para resolver el conflicto en el este de Ucrania, dice AFP.

Agencias.