Uber presentó este martes el primer diseño de su cabina de taxi aéreo durante una conferencia en Washington, EE.UU. La compañía espera lanzar el servicio en la áreas urbanas de Dallas y de Los Ángeles para 2023, informa Forbes.

El objetivo de la compañía pasa por diseñar una red de transporte aéreo urbano eficiente. Después de siete prototipos, los diseñadores tuvieron claro que para un vuelo de una duración máxima de 20 minutos muchos de los elementos que se encuentran en la mayoría de los aviones no son necesarios.

Lo más importante en el diseño es mantener un peso bajo y conseguir que los pasajeros bajen rápidamente para que el próximo vuelo pueda despegar en cinco minutos.

La cabina, construida en colaboración con la compañía aeroespacial francesa Safran, busca brindar una apariencia estándar para los distintos vehículos de su planeada flota de taxis aéreos.

Para los diseñadores el prototipo pone énfasis en la seguridad y la privacidad. Uber espera iniciar sus pruebas en áreas urbanas a partir de 2020.

La ciudad australiana de Melbourne será la primera fuera de EE.UU. que acogerá pruebas de viajes aéreos compartidos Uber Air. El servicio transportará a las personas de azotea en azotea por el precio de un UberX, el servicio de viaje compartido en auto, según The Guardian.

Agencias.