Agencias

MEXICO- El Instituto Federal Electoral (IFE) prepara cambios al formato del segundo debate entre los candidatos presidenciales, programado para el 10 de junio en Guadalajara, Jalisco.

El consejero presidente, Leonardo Valdés Zurita, consideró que el tema de la edecán no afectó los resultados del primer encuentro, ni tuvo consecuencias en el llamado postdebate que se ha centrado en las propuestas de los aspirantes.

Expuso que se harán transparentes los costos de la primera confrontación de ideas y se efectuará un riguroso análisis y evaluación técnica de lo acontecido el domingo pasado en el World Trade Center, para “si el primero fue un buen debate, el segundo será todavía mejor”.

En entrevista al término de la sesión extraordinaria del Consejo General del IFE, rechazó que el tema de la edecán haya sido el centro de discusión del postdebate y expuso que dicho ejercicio se enfocó en el análisis de las propuestas de los candidatos.

Calificó el caso de la edecán y la controversia que causó como un “lamentable incidente”, el cual “tengo la impresión de que es un tema que no tiene ninguna consecuencia sustantiva”.

También podría interesarte  Matan a nueve en Cereso de Guerrero

Valdés Zurita expuso que estará atento a la Comisión Temporal de Debates, que sesionará el lunes próximo, para hacer una evaluación técnica de lo ocurrido y “estoy seguro que la Mesa de Consejeros y la Comisión de Debates hará esa evaluación técnica” para hacer ajustes al formato del segundo debate.

Sobre los costos del primer debate, dijo que existe un compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas, “daremos a conocer los gastos” al tiempo que declinó entrar en controversias sobre la permanencia o no del productor Jesús Tapia Flores.

A su vez, el consejero electoral Sergio García Ramírez confirmó que se analizarán ajustes al formato del segundo debate y sobre el productor dijo que “yo no estoy recomendando su salida, pero si es su deseo retirarse, como parece que lo ha expresado, él está en libertad de hacerlo”.