Las campañas afectan la percepción de los mexicanos sobre el trabajo de Felipe Calderón como Presidente.

Agencia El Universal

De acuerdo con la última encuesta en vivienda de El Universal/Buendía&Laredo, levantada entre el 24 y 28 de mayo, 48% de los encuestados aprueba el trabajo del presidente Felipe Calderón. Este porcentaje registra una caída de 10 puntos con respecto al mes de febrero. Al mismo tiempo, el nivel de desaprobación del trabajo del presidente aumentó 11 puntos en el mismo periodo, 41% de los entrevistados reprueba mucho o algo su trabajo.

De forma similar, una mayoría de los encuestados reprueba el rumbo que ha tomado el gobierno: 56% opina que se debe cambiar el rumbo que ha tomado el gobierno, mientras que 38% piensa que se debe seguir el mismo camino (con ningún o con algunos cambios).

Este cambio se debe en parte a la influencia de las campañas electorales que han llevado a los ciudadanos a evaluar al presidente y mirarlo con ojos partidistas: mientras que 85% de los panistas aprueba la gestión de Calderón, priístas y perredistas lo aprueban 35% y 37%, respectivamente. Es interesante notar, por ello, que los ciudadanos que no se identifican con algún partido muestran porcentajes similares entre sí: 44% aprueba la gestión del presidente y 42% la reprueba.

También podría interesarte  Dólar llega a 20 pesos en bancos

En cuanto a la evaluación que hacen los ciudadanos sobre la situación de la violencia asociada con el narcotráfico, se observa una tendencia estable. Los resultados de la encuesta arrojan una ligera disminución en la percepción del avance de la violencia del país. Dos de tres entrevistados mantienen que la violencia asociada al narcotráfico ha aumentado (64%), aunque se observa una ligera disminución respecto a la medición realizada en febrero (69%). De la misma forma, el porcentaje que piensa que la violencia sigue igual ha aumentado un poco (a 20%).

Estas tendencias no son motivo de alegría para Calderón: más de la mitad de los encuestados considera aún que su estrategia de combate al narcotráfico ha hecho menos seguro al país (53%), mientras que 21% dice que no ha tenido ningún efecto. El 59% de los encuestados considera que es necesario un cambio en la estrategia del combate al narcotráfico.

Además, la percepción de aumento en la violencia es, para 54% de los encuestados, señal de que la estrategia del gobierno ha fracasado; es una señal de éxito para 28% de ellos. Esta percepción es parcialmente determinada por las campañas electorales: 57% de los panistas opinan que la estrategia ha sido un éxito del gobierno, mientras que 62% y 65% de priistas y perredistas, respectivamente, creen que ha sido un fracaso.