Agencia El Universal

MÉXICO, D.F. (EL UNIVERSAL).- El proyecto de la ministra Olga Sánchez Cordero en el caso de Florence Cassez podría estar concluido en dos semanas, pero se discutirá hasta agosto, confirmaron fuentes del máximo tribunal.

Las causas del aplazamiento son, por una parte, las reglas para la presentación y discusión de dictámenes que aprobó la Primera Sala y, por otra, el receso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que inicia el 15 de julio.

La ministra Sánchez Cordero ha expresado en varias ocasiones su convicción de que la sola falta de asistencia consular es suficiente para ordenar la libertad de Cassez, pero también ha insistido en la necesidad de construir un proyecto que convenza a sus colegas, por lo que es poco probable que plantee nuevamente la liberación, indicaron las fuentes.

De acuerdo con la regulación de la Primera Sala, los proyectos deben ser distribuidos entre sus integrantes 15 días antes de presentarlos en sesión pública, por lo que, de estar terminado a fines de junio, el dictamen debía discutirse a mediados de julio, cuando concluye el periodo de sesiones de la Corte.

También podría interesarte  Realizan tradicional carrera de cucarachas

El proyecto deberá integrar las posturas planteadas por sus colegas en la sesión del 21 de marzo pasado, en la que se desechó el proyecto de Arturo Zaldívar, que planteaba la liberación de la ciudadana francesa.

Un tribunal colegiado debería emitir una nueva sentencia de la que se excluyeran los testimonios de las víctimas obtenidos ilegalmente por la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de Cassez, y en los que se basa en gran parte su identificación como integrante de la banda de secuestradores “Los Zodiaco”.

El proyecto debe ser aprobado al menos por tres votos, y dos integrantes de la sala votaron en contra de amparar a Cassez, por lo que la propuesta de Cordero se inclinaría por plantear un amparo para efectos, a fin de que se dicte una nueva sentencia.