Agencia El Universal

MÉXICO, D.F., julio 23 (EL UNIVERSAL).- Los medios impresos no están obligados a la equidad e incluso pueden defender intereses partidistas en su cobertura, argumentó la coalición Compromiso por México en respuesta a la solicitud de nulidad de la elección presidencial presentada por la coalición Movimiento Progresista.

“No es posible considerar que la ley impone, a los medios de comunicación escritos, deberes de igualdad o equidad sobre los espacios que dediquen a cada uno de los partidos o candidatos contendientes en los procesos electorales”, expusieron PRI y PVEM, en el escrito denominado “Tercero interesado”, entregado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La alianza que postuló Andrés Manuel López Obrador como candidato a Los Pinos alegó cobertura sesgada de algunos medios a favor del ahora candidato ganador de la contienda.

Difusión de encuestas con resultados alejados de la realidad y coberturas especiales por partes de revistas del corazón fueron algunos de los argumentos enarbolados por PRD, PT y Movimiento Ciudadano en un intento por evidenciar el sesgo.

 La coalición que postuló al priísta Enrique Peña Nieto reviró que si bien los medios electrónicos están obligados a la imparcialidad, pues explotan una concesión, “la prensa escrita no se encuentra obligada constitucional o legalmente a procurar un trato equitativo a los partidos políticos y su actuación se puede encuadrar solamente en el ejercicio subjetivo de las libertades de expresión e información”.

 Agregó que resulta “jurídicamente lícito” que los editores de periódicos y revistas defiendan determinadas opiniones e intereses “partidistas o no” y “desatiendan o combatan otros”. De lo anterior, sólo estarían exentos los medios de comunicación impresos de carácter público.

También entregó al tribunal un monitoreo de medios impresos nacionales, que refleja que todos los periódicos registraron en sus notas valoraciones negativas contra alguno de los candidatos presidenciales.

“El examen de los espacios noticiosos (…) durante el periodo de las campañas electorales (del 30 de marzo al 27 de junio) muestra que (…) se está frente al ejercicio de los derechos fundamentales de libertad de expresión, de imprenta y de derecho a la información”, puntualizó.