El presidente Felipe Calderón recibe de manos de Gerardo Gutiérrez Candiani, al frente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) un reconocimiento por su apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) nacionales en el marco del acto inaugural de la Semana Nacional Pyme 2012. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Lucí­a Godínez

Agencia El Universal

MÉXICO, D.F., agosto 6 (EL UNIVERSAL).- El presidente Felipe Calderón aseguró que el suyo ha sido el sexenio de las pequeñas y medianas empresas por el apoyo sin precedentes a ese sector, y dejó entrever que él mismo podría convertirse en una Pyme a fin de administración; sería un orgullo y “no estaría mal”.

“Esta es la última vez que tengo el gusto de acompañarles como Presidente de la República al menos, me voy a ver algún día si esto sigue y ojalá siga, también, a lo mejor me vengo como Pyme, también, es la última vez que los acompaño como Presidente en una Semana Nacional PyME, sería un orgullo para mí, además, no estaría mal” dijo al despedirse.

A tres semanas de que rinda su sexto y último informe de gobierno el mandatario volvió a expresar su orgullo por haber ocupado el cargo, pese a que en ocasiones vivió momentos dolorosos.

“Ha sido un gran honor, y a pesar de que hubo momentos difíciles de tristeza y de dolor, incluso, también, de una gran alegría, el poder trabajar con ustedes y servir a México a lo largo de estos años. Lo seguiré haciendo, por supuesto, toda mi vida, y como Presidente hasta el último día de mi administración” expuso.

También podría interesarte  Presenta PRD propuesta de reforma energética

El mandatario recibió del sector empresarial un reconocimiento por el apoyo a micro, pequeñas y medianas empresas, de manos de Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, y consistente en un pergamino con un Calendario Azteca grabado.

Calderón dijo que el apoyo a las Pymes continuará en los 4 meses que restan a la administración, en los que el gobierno invertirá en compras nacionales a Pymes los 3 mil millones de pesos que le faltan para llegar a los 88 mil millones de pesos ofrecidos al sector.

En su recuento, dijo que con desregulación, apoyo para conseguir financiamiento y compras a Pymes se ha logrado generación de empresas y de empleos sin precedentes, lo que ayuda a mantener la estabilidad económica del país.

Ha habido, aseguró el Presidente, “una verdadera transformación en la cual las Pymes ha tenido acceso al financiamiento” por casi 350 mil millones de pesos en beneficio de 400 mil empresas, lo que representa que “siete veces más empresas obtuvieron financiamiento en estos casi seis años, que las que obtuvieron financiamiento en los seis años anteriores”.

En empleos, en julio se crearon más de 50 mil nuevos empleos formales netos, festejó.

“Y si contamos a partir de enero de 2007, a la fecha en México se han creado, amigas y amigos, se han creado más de 2 millones 200 mil nuevos empleos formales netos en el país. Ello representa el segundo periodo más alto de generación de empleos formales que se tenga registro en la historia del país”, se congratuló.