Luis Alberto Villarreal García, del Partido Acción Nacional.

Agencia El Universal 

MÉXICO, D.F., noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- La bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados ha gastado 170 mil pesos desde finales de agosto en el restaurante de uso exclusivo para sus 114 legisladores, que acondicionaron en San Lázaro.

Esa cantidad equivale a siete mil 083 pesos diarios que la fracción se gasta en este servicio de comida, exclusivo para la bancada panista.

De acuerdo con la fracción encabezada por Luis Alberto Villarreal, el gasto se hace desde el 28 de agosto pasado. Desde entonces se han desarrollado 24 sesiones del pleno de la Cámara de Diputados.

El restaurante VIP funciona solamente los días de sesión, martes y jueves, por lo que desde esa fecha se han realizado 23 sesiones en total. Tomando en cuenta el gasto de 170 mil pesos, en cada sesión la bancada se gasta en promedio siete mil pesos.

En San Lázaro opera un restaurante VIP exclusivo para legisladores del PAN, a quienes no se les cobra el consumo, sin embargo el coordinador del partido en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal -tras confirmar la existencia del servicio-, aseguró que no se trata de un restaurante ni de un gasto excesivo.

De acuerdo con información de la bancada, este servicio se le ha dado a los diputados “durante ya varias legislaturas”, aunque no especifican desde cuáles. Los panistas afirmaron que el espacio donde se ubica el restaurant, son salas del edificio basamento, con las que cuenta el PAN y acondicionadas como oficinas para llevar a cabo juntas y reuniones de trabajo durante las sesiones.

También podría interesarte  Cañoneros de Campeche ya afina detalles

La fracción detalló que el servicio de comida que se brinda y que sólo se da en días de sesiones, como hoy, como confirmó este diario, es “para ayudar a los diputados para llevar a cabo sus reuniones y está contemplado dentro del presupuesto de la bancada, por lo que no se incurre en ningún gasto extra a lo permitido”.

¿Cuál lujo?

Villarreal confirmó que la comida para sus legisladores es pagada con gastos de la bancada y consideró que llamarlo “restaurant” es pretencioso. Dijo que no tienen nada de qué avergonzarse, ni hay gastos excesivos en este rubro.

“Eso si como de restaurant, restaurant, restaurant se me hizo como un poquito pretencioso”, dijo.

Recordó que los grupos parlamentarios reciben para la administración de cada bancada un recurso que gastan de manera “adecuada”, y sin mayores lujos.

Argumentó que para transportar a sus diputados usan combis, y no le dan un auto a cada legislador.

“No tenemos un coche por cada diputado, tenemos 10 camionetas, tipo combi, que son las que le dan servicio históricamente a nuestra bancada para movernos en la ciudad, tenemos una secretaria que contesta el teléfono y que hace los oficios por cada tres legisladores.

“Y parte también del grupo parlamentario se destina a poder darle servicio de alimentos a nuestros compañeros para que puedan estar activos en el transcurso de la sesión, ni tenemos nada de qué avergonzarnos, ni hay gastos excesivos y con mucho gusto a ti y a los compañeros les hago llegar lo que para eso eroga y seguirá erogando nuestro grupo parlamentario”, dijo Villarreal.