Agencia El Universal

MÉXICO, D.F., diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- El subcomandante Marcos emitió la noche de ayer domingo una misiva dirigida a Luis H. Álvarez, ex presidente nacional del PAN y cercano al ex presidente Felipe Calderón, en donde señaló que el ex mandatario fracasó y “llevó la muerte absurda a todos los rincones de México”.

“Señor Álvarez Álvarez: La presente no es sólo para reafirmar lo que el silencio multitudinario del 21 de diciembre le debe haber dejado claro a usted, a la clase política y al gobierno de Acción Nacional, en general, y a Felipe Calderón Hinojosa en particular:

Fracasaron. Oh, no hay drama. Ya otros gobiernos lo habían intentado antes… y lo seguirán intentando”.

El dirigente del EZLN emitió dos cartas esta noche, además de un comunicado en torno a la postura oficial del zapatismo, tras la movilización silenciosa del pasado 21 de diciembre en 5 municipios de Chiapas.

En la misiva dirigida a Álvarez le reprocha el libro que escribió sobre su labor en el proceso de mediación en Chiapas y el hecho de que a la presentación del libro en una librería de la Ciudad de México invitó a Calderón, donde ambos sugirieron que el insurgente estaba enfermo.

En su estilo, Marcos, describe:

“¿A quién se le ocurre que un zapatista, cualquiera de nosotros, acudiría a un gobierno de criminales para pedir ayuda si estuviera enfermo? ¿Quién puede pensar racionalmente que los zapatistas se alzaron por dinero? Sólo la mentalidad de conquistador demodé (cuyo mejor ejemplo es Diego Fernández de Cevallos) que les inculcan en su partido político, Acción Nacional, pudo haberles permitido tragarse con entusiasmo esa rueda de molino”.

“Y no se necesitaba inteligencia, sino mínimamente leer los periódicos o escuchar los noticieros de antes: los bribones que se presentaron ante usted como “amigos cercanos al Sup Marcos”, son los mismos que simularon una rendición y “entrega de armas” al nefasto Croquetas Albores en 1998, simulando ser zapatistas, y que son unos conocidos estafadores que ya no engañan a nadie… bueno, a usted sí. ¿Cuánto le sacaron?”.

Marcos aclaró que ” no conforme con eso, invita usted, a la presentación de ese libro, a Felipe Calderón Hinojosa, borracho de sangre y alcohol, que no sólo balbuceó incoherencias, también distribuyó a los medios la versión estenográfica. Claro que los medios cobraron doble: no por publicarla, sino por no publicarla, puesto que hacía patente el estado de ebriedad de quien profirió esas palabras. Creo que ahora es claro que Felipe Calderón Hinojosa mintió hasta el último minuto y que es una invención descarada lo que señala en su último informe de gobierno. El único acercamiento que tuvo su gobierno con “representantes y mandos del EZLN” fue el de sus ejércitos, policías, jueces y paramilitares”.

Le pregunta a Álvarez si se siente orgulloso de haber pertenecido al gobierno de Calderón, al que describe como “el más criminal” que ha tenido México desde Porfirio Díaz.

“¿Tiene de qué enorgullecerse al haber sido parte de un equipo con un hampón como Javier Lozano Alarcón, que tuvo que esconderse en el senado para no ser llamado a cuentas por la justicia? ¿Se siente usted bien por haber sido compañero de Juan Francisco Molinar Horcasitas, un criminal con las manos manchadas de la sangre de infantes?”.

Añade: “Su partido político, Acción Nacional, fue uno de quienes encabezaron, desde el amanecer de 1994, los gritos histéricos en contra nuestra, pidiendo que nos aniquilaran, porque amenazábamos con sumir al país en un baño de sangre. Y resultó que fueron ustedes, hechos gobierno, quienes extendieron el terror, la angustia, la destrucción y la muerte a todos los rincones de nuestro ya maltrecho país”.

También podría interesarte  Detienen a sujeto de 37 años por violar a septuagenario

En los libros de historia de las escuelas zapatistas, agregó Marcos, se podrá leer: “El mal gobierno de Felipe Calderón Hinojosa es conocido como el que llevó la muerte absurda a todos los rincones de México, ofreció a víctimas y victimarios la injusticia, y dejó, como sangriento auto homenaje al crimen hecho cogobierno, su monumento. Si Porfirio Díaz dejó el Ángel de la Independencia, Felipe Calderón dejó la Estela de Luz. Sin quererlo, ambos anunciaron así el fin de un mundo, aunque tardaron, tardarán, en entenderlo”.

Le reconoce momentos de dignidad cuando perteneció a la Comisión de Concordia y Pacificación, integrada por legisladores de todos los partidos en 1994. Pero le recomienda renunciar al PAN.

“Deje su partido y lo que representa, abandone a esa clase política que no ha hecho sino convertirse en un parásito insaciable”.

– Arremete contra clase política

El subcomandante Marcos emitió dos cartas más en las que arremete contra la clase política gobernante y, en particular, contra los funcionarios del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto.

En su particular estilo, Marcos arremetió contra el titular de la Secretaría de Educación Pública, Emilio Chuayffet.

“Emilio Chuayffet Chemor. ¿No fue jefe de Enrique Peña Nieto y su “maestro”? ¿No fue Secretario de Gobernación con Ernesto Zedillo? ¿No es el borrachín que, en 1996, dijo a la Cocopa que el gobierno federal aceptaba su iniciativa de ley y en la cruda se retractó? ¿No fue uno de los responsables intelectuales de la masacre de Acteal en diciembre de 1997?

También se refiere a Pedro Joaquín Coldwell, ex presidente nacional del PRI y hoy secretario de Energía. “¿No era comisionado gubernamental para la paz en Chiapas cuando ocurrió la masacre de Acteal y se quedó callado y siguió cobrando por no hacer nada?”

Enseguida hace referencia a Rosario Robles Berlanga, titular de la Secretaría de Desarrollo Social. “¿No fue jefa de gobierno del DF por el PRD? ¿No se jactó de la represión que su policía emprendió varias veces contra los jóvenes estudiantes de la UNAM, en la huelga de 1999-2000? ¿No fue quien, presidiendo el PRD, vendió en todos los sentidos a su partido? ¿No es ahora la encargada de pelearle a l@s Bejarano el corporativismo en el DF y en toda la república?”

De Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo. “¿No fue quien encubrió primero el ajuste de cuentas del crimen organizado que derivó en el asesinato de Enrique Salinas de Gortari (psss, se llevan pesadito entre ustedes ¿eh?) y luego exoneró a Arturo “manos largas” Montiel?”

En cuanto a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, describe: “¿No fue acusado de desviar fondos gubernamentales al PRI? ¿No se le abrió en la PGR la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDORPIFAM/185/2010 por vínculos con la organización delictiva “Los Zetas”? (Ah, ¿cambio de estrategia en el combate al narcotráfico?)”

Añade: “(Ups, estoy viendo ahora que uno de los hermanos de la subsecretaria de Migración, Población y Asuntos Religiosos, de la Secretaría de Gobernación a cargo del señor Osorio Chong, no tiene una sino varias averiguaciones previas -varias de ellas con el sello de “cancelada por deceso del indiciado”, luego otro sello de “siempre no está muerto”, y luego otro de “pues resulta que sí está bien morido”, y así… mmh… 18 veces. El último sello de “tras que ahí anda el condenado” es del 21 de diciembre del 2012, y una nota escrita a mano que dice “pendiente activación, esperar indicaciones de CSG.”… mmh… ¿que querrán decir esas iniciales? ¿también le cambiaron el nombre a la PGR? En fin, avísenle al tampiqueño ¿no?)”.