Grave. Si los celulares siguen funcionando en los reclusorios, los peligros aumentan considerablemente

EL UNIVERSAL

El secretario de Gobierno capitalino, Héctor Serrano, dio a conocer la demanda que tienen con la empresa DSI por incumplir con el contrato para bloquear al 100 por ciento la señal al interior de los reclusorios, y desmintió que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) haya pedido suspender el uso de esos aparatos en las cárceles capitalinas.

Luego que la diputada Olivia Garza de los Santos dio a conocer que la instancia federal pidió a la Secretaría de Gobierno del DF que suspendiera el bloqueo de la señal en los reclusorios del DF, el funcionario dio a conocer que a finales del último trimestre del 2012 se rescindió el contrato con la empresa que instaló los equipos de bloqueadores.

Esto debido a que no eliminó los “lunares” en la señal de telefonía, por lo que actualmente el caso se dirime en tribunales e incluso no se ha realizado el pago de alrededor de 25 millones de pesos, monto que costó la instalación de los equipos, que no afecta al erario público.

Y explicó que la información de la diputada, con quien dijo tener buena comunicación, es errónea.

“Lo que pide la Cofetel es resolver el tema porque el tema es que bloqueadores afectan a usuarios. El tema es que DSI está demandada porque los bloqueadores sólo protegen un 85 por ciento de zonas al interior de los mismos, es decir, son de los famosos lunares que siempre he mencionado (zonas en las que se permite que haya señal, lo cual es usado por internos para comunicarse al exterior).

También podría interesarte  El asalto en imágenes

El funcionario hizo saber que debido a que se incumplió el contrato es que se suspendió el pago a la empresa.

Debido a la demanda, es que dijo no están en posibilidades de atender la solicitud de la Cofetel, de intervenir con asesoría técnica para solucionar el problema de afectar la señal a los habitantes de colonias circunvecinas a los reclusorios Norte, Sur, Oriente, Penitenciaria Varonil y los centros de readaptación social varonil y femenil de Santa Martha.

“Porque no queremos que la empresa demandada tenga el argumento de que ya no se responsabilice de cumplir con el trabajo que tiene que cumplir”.

Aclaró que “luego que los bloqueadores están funcionando en todos los penales, que la Cofetel no pidió ni ordenó nada, sino solamente pide que vean tecnológicamente que no se afecte la señal de algunos usuarios alrededor de los penales”.

En un comunicado, la presidenta de la Comisión Especial de reclusorios del Distrito Federal señaló que la petición de suspender el servicio fue debido a que los bloqueadores de señal de telefonía celular en los reclusorios, afecta al servicio de las personas que viven en colonias vecinas, lo cual derivó en esa petición promovida por la compañía de telefonía celular Telcel.

“Es muy grave y delicado que se suspenda el bloqueo de señal celular al interior de los reclusorios de la Ciudad de México como instruyó la Comisión Federal de Telecomunicaciones a la Secretaria de Gobierno del Distrito Federal. Esta determinación viola lo establecido en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública que establece que la señal de telefonía celular debe ser bloqueada en centros de reclusión así como zonas consideradas como peligrosas”.