En receso. Cenizas del ‘Popo’ obligaron a la suspensión de actividades en el aeropuerto poblano

Associated Press

MEXICO (AP) — Las operaciones del aeropuerto internacional de Puebla, en el centro de México, fueron suspendidas el viernes por la caída de ceniza del volcán Popocatépetl, informaron autoridades de la terminal.

La empresa Aeropuertos y Servicios Auxiliares, que administra la terminal de Puebla, señaló que la suspensión comenzó la mañana del viernes y se aplica a todas las operaciones de aterrizaje y despegue.

El jefe de prensa de la compañía, Herbert López, dijo a The Associated Press que la empresa aún no ha determinado el número de vuelos afectados.

“Por cuestiones de seguridad la comandancia del aeropuerto decidió cerrar el aeropuerto”, dijo.

Desde el aeropuerto de Puebla salen vuelos hacia importantes ciudades mexicanas como Guadalajara y Monterrey, además de Dallas y Houston, en Texas.

Las autoridades de Protección Civil han detectado en las últimas semanas un incremento de actividad en el Popocatépetl, un volcán de 5.450 metros que se encuentra en el centro del país, en los límites de los estados de México, Puebla y Morelos.

El volcán ha expulsado vapor y ceniza, que en algunos momentos ha llegado hasta la ciudad de México.

En su reporte del viernes sobre el monitoreo del Popocatépetl, el Centro Nacional de Prevención de Desastres refirió que en las últimas 24 horas el volcán ha tenido 67 exhalaciones, varias de ellas de ceniza, además de periodos de algunos tremores.

En al menos tres ocasiones entre la tarde del jueves y la madrugada del viernes también hubo explosiones de mediana intensidad que lanzaron algunos fragmentos incandescentes hasta a dos kilómetros del cráter del lado oriental, de acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres.

A principios de julio algunas aerolíneas estadounidenses decidieron cancelar algunos vuelos hacia y desde la ciudad de México, aunque sólo como una medida preventiva. En ningún momento se reportó la caída de ceniza en al aeropuerto capitalino.

Las autoridades federales han dicho que hasta ahora la actividad del volcán no hace necesaria la evacuación de comunidades cercanas, aunque mantiene una prohibición de acercarse en un radio de 12 kilómetros alrededor del Popocatépetl.