Foto de arcihvo sin fecha, distribuida por el gobierno mexicano, de Rafael Caro Quintero, considerado el abuelo del narcotráfico mexicano. La justicia mexicana ordenó la libertad de Caro Quintero tras 28 años en prisión por el secuestro y asesinato en 1985 del agente de la DEA estadounidense Enrique Camarena, un crimen brutal que tensó las relaciones entre Estados Unidos y México. (AP Foto/File)