Dos médicos y un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fueron señalados como responsables de violación de derechos por la asfixia de una recién nacida, resultado de un parto mal atendido en Ensenada, Baja California.

Según la recomendación 50/2015 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la madre, una mujer indígena de 18 años, trabajaba en el campo agrícola del Valle de San Quintín cuando comenzó a sufrir dolores de parto.

Fue atendida en la Unidad de Medicina Familiar 13 del IMSS y trasladada al Hospital Rural 69, donde un médico comprobó que el feto “venía de pies” y no de manera cefálica, lo cual obliga a realizar un parto vía cesárea, pese a lo cual la joven fue ingresada en la sala de labor para un parto vaginal.

También podría interesarte  Salvan PEP’s a niño que ingirió cloro

Esta omisión llevó a la muerte de la bebita, por lo que ahora se emitió la recomendación y se espera que procedan contra las personas responsables del hecho.

http://diario.mx/

Foto: Archivo/Ilustrativa