La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer lunes al virus zika como una emergencia sanitaria global, debido a que la infección transmitida por mosquitos se ha relacionado con enfermedades neurológicas en niños recién nacidos, dio a conocer la BBC.

Con esta medida, el organismo de Naciones Unidas pretende contener la expansión de este virus que ha sido vinculado con miles de casos de microcefalia en Brasil y que mantiene en alerta a una veintena de países de América Latina, incluido México.

Ante ello, el Estado de Campeche encendió sus luces de alarma debido a la confirmación de casos en entidades cercanas, como Chiapas y Yucatán.

La relación directa entre el Zika y la microcefalia es “fuertemente sospechosa pero no ha sido probada científicamente”, declaró la directora de la OMS, Margaret Chan.

Chan dijo que “los casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos por sí mismos, por su gravedad y por la carga que conllevan para las familias constituyen una amenaza por sí sola y por eso he aceptado la recomendación del Comité (de emergencias de la OMS)”.

La directora aconsejó que las mujeres embarazadas no viajen a los países más afectados si no es necesario. Y si deben hacerlo, que usen mangas largas y repelente de mosquitos.

El virus se está propagando rápidamente y, según la OMS, este año puede reportar hasta cuatro millones de casos tan solo en el continente americano.

También podría interesarte  Granier defiende su inocencia en los juzgados

La declaración de la emergencia implica que se invertirá en investigación y en esfuerzos para controlar el brote con rapidez.

Chan afimó que no hay motivos para restringir los viajes, pero que el control del mosquito es de máxima prioridad.

De esta manera, la OMS pone a la epidemia Zika en la misma categoría de atención internacional que obtuvo el Ébola en 2014.

En ese momento la organización fue muy criticada por tardar demasiado en declarar el ébola como una emergencia pública.

Una actualización epidemiológica emitida por la OMS llama a los países afectados a preparar los servicios especializados en síndromes neurológicos, fortalecer el cuidado prenatal, y a continuar con los esfuerzos para reducir la presencia del mosquito que transmite el virus.

Tan sólo Brasil ha reportado cerca de 4 mil casos de microcefalia, una condición en que los bebés nacen con cerebros más pequeños de lo habitual.

El Ministerio de Salud del país ha vinculado la malformación con el Zika, aunque la conexión aún no es definitiva.

Redacción
redacción@multimedioscapeche.com