Un niño cayó por accidente a la laguna de Aljojuca, su padre se lanzó para salvarlo. El menor pudo tomar una soga que le lanzaron desde la orilla y así salvó su vida, sin embargo su padre no logró salir y de esta manera se cumplió “la maldición” que dicen que el lugar tiene: la laguna se lleva a los hombres.

Eran alrededor de las 17:00 horas del pasado domingo cuando ocurrió la tragedia en la mencionada laguna, la cual -de acuerdo a versiones de los lugareños- es muy tranquila, pero ha ganado fama como “devora hombres”, ya que la mayoría de las personas que mueren ahogadas son del sexo masculino.

Ese domingo, una familia originaria de la ciudad de Puebla, había acudido a este lugar de día de campo, pero cuando estaban por retirarse, un niño que no sabía nadar resbaló y cayó al agua.

Su padre, Germain Zamudio Chuntal, de 32 años de edad, no dudó en lanzarse al agua para salvarlo. Al mismo tiempo, unas personas le lanzaron una soga al menor y este logró sujetarla con fuerza. Así fue como lograron sacarlo a la orilla. Sin embargo, el padre del menor no pudo salir del agua.

También podría interesarte  Puebla manda a los Gallos al descenso

Los familiares de inmediato dieron aviso a las autoridades y solicitaron la presencia del personal de emergencias, acudiendo al lugar rescatistas de la Cruz Roja, cuyos buzos comenzaron la búsqueda.

Pese a las condiciones climatológicas y la poca visibilidad que cayó con la noche, alrededor de las 22:30 horas, los cuerpos de emergencia tuvieron éxito y localizaron el cuerpo sin vida de Zamudio Chuntal, el cual fue hallado a aproximadamente a seis metros de profundidad.

Familiares hicieron el reconocimiento del cadáver, además de que se solicitó la presencia del Agente del Ministerio Público, quien dio fe de los hechos y ordenó el levantamiento y traslado del cadáver a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para la práctica de la necropsia de ley.

Con información de lapoliciaca.com