Después de realizar  las investigaciones correspondientes, la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) rescindió el contrato firmado con un enfermero acusado de agredir sexualmente a varios pacientes.

Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado pasado cuando cerca de las 4 de la mañana el practicante pasó por las camas 413, 414 y 415, donde abusó de las pacientes. Fue hasta la noche del mismo sábado que familiares de una de las tres víctimas levantaron la denuncia por la agresión sexual.

La paciente relató que el individuo de aproximadamente 35 años de edad la atendió de manera normal por la tarde, sin embargo durante la guardia de la noche llegó a manosearla sin justificación.

Según una de las afectadas, dicho sujeto le introdujo una mano en sus genitales y realizó movimientos lascivos cuando ella dormía e incluso, su pareja, quien la acompañaba en el piso, se despertó y le exigió que dejara de tocarla.

También podría interesarte  Atribuyen a Templarios muerte de vicealmirante

El IMSS confirmó que los ataques ocurrieron en el Hospital General Regional número 36 de “San Alejandro”, y que sí hubo responsabilidad del trabajador, por lo que tomó la decisión de dar por terminado el contrato individual de trabajo por considerar que su comportamiento fue “grave”, de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo.

En tanto, la Fiscalía General del Estado de Puebla inició la averiguación previa AP644/2016 por ataques al pudor, o violación, o lo que resulte.

siete24.mx

Foto: Archivo/Ilustrativa