Para el mexicano que gana 1.9 dólares (34 pesos) al día o menos, la carne de res, cerdo y pollo están fuera del alcance de la canasta de consumo básica nacional, mientras que 5 de cada 10 habitantes en el país no tienen acceso de uno a tres, o más derechos como la educación, salud, seguridad social, vivienda y servicios de calidad dentro de esta.

José Antonio Meade, secretario de Desarrollo Social, explicó que el enfoque del Gobierno de México está en garantizar pleno acceso a la suficiencia proteica en los mexicanos y que estos gocen de sus derechos, “México diseñó su propio umbral de línea de pobreza con una metodología desarrollada en 2008 por un grupo de expertos que identificaron 35 rubros alimenticios genéricos, así como la cantidad de cada uno que tendría que estar presente en la experiencia de consumo diario de los mexicanos, ello ha permitido conocer esta información y diseñar una política pública que incida en la dinámica detrás de la línea de ingreso de las personas y también en los precios de los productos que consume”, explicó.

Definir así el umbral de pobreza le da sentido a la política pública, dijo el secretario Meade ante ganaderos reunido en el Word Trade Center, porque la experiencia de consumo del mexicano nos indica que debemos trabajar en asegurar que la carne, fundamental en la dieta de los mexicanos por la proteína que integra, “esté presente en las mejores condiciones de abasto y en las mejores condiciones de precio”, explicó en el Congreso Internacional de la Carne “Proteína Animal”, Ciudad de México.

También podría interesarte  Abogado de Texas se dice inocente de lavado

Las declaraciones del secretario Meade son congruentes con el estudio del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que encontró el umbral de 51 horas con 46 minutos que debe laborar un trabajador diariamente en México para poder adquirir la Canasta Obrera Indispensable, mientras que en 1987 debía hacerlo 8 horas con 28 minutos.

cronica.com.mx