Seis ardillas cocinadas en pencas de maguey y un tlacuache guisado en salsa roja fueron asegurados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en una feria gastronómica en el municipio de Santiago de Anaya, Hidalgo, debido a que los cocineros-comerciantes no acreditaron la legal procedencia de los animales.

Durante un operativo realizado en la feria gastronómica, personal de la Profepa inspeccionó 15 puestos o locales, en los que se comercializaban platillos elaborados con animales silvestres.

Los inspectores detectaron tres locales que poseían guisados elaborados con fauna silvestre sin acreditar la legal procedencia de los mismos, “por lo que se procedió al aseguramiento precautorio de los alimentos”.

En un comunicado, la dependencia detalló que los animales cocinados son 5 ardillas de las rocas (Spermophilus variegatus) elaboradas en el conocido platillo de “Ximbo” preparado en pencas de maguey; un tlacuache (Didelphis virginianus)  guisado en salsa roja; y otra ardilla de las rocas (Spermophilus variegatus) asada.

También podría interesarte  Suspenden dos predios forestales en Lechugal

La Profepa señaló que se aplicarán las sanciones respectivas conforme a lo indicado en la Ley General de Vida Silvestre, a las personas a las que les fueron confiscados los alimentos; sin embargo, no mencionó cuál fue el destino de los mismos.

Se informó además que el resto de los puestos donde se ofrecían animales exóticos en platillo, sí contaron con la documentación para acreditar la legal procedencia; los comerciantes comprobaron procedencia de las Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAs) de Huichapan, Chapantongo y Alfajayucan, Hidalgo.

milenio.com