Un hombre sin vida fue localizado la mañana de este martes en el interior de un domicilio de la colonia Revolución, en Chihuahua, Chihuahua, luego de que supuestamente su “amigo” lo matara a golpes, el cual al ser detenido, confesó que lo asesinó porque supuestamente quiso robarle un celular.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 7:00 de la mañana de hoy, cuando a los números de emergencias fue reportado el hallazgo de un hombre sin vida en el interior de un domicilio marcado con el número 244 de la calle Daniela Ortiz, en la mencionada colonia, al norte de la ciudad.

Elementos de la Policía Municipal acudieron al lugar indicado, donde confirmaron la muerte de quien posteriormente fue identificado como Benito Aguilar Márquez, el cual contaba con 51 años de edad, y cuyo cadáver fue dejado envuelto con un plástico negro.

Los uniformados acordonaron el área para que peritos de la Fiscalía General del Estado llevaran a cabo las diligencias correspondientes, en tanto personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) se encargó del levantamiento del cuerpo para trasladarlo al C-4 y practicarle la necropsia de ley.

Momentos después los agentes lograron detener al presunto responsable, el cual fue identificado como Carlos Barrandey Márquez, de 35 años de edad, quien confesó que la noche anterior, luego de una jornada laboral, comenzó a ingerir bebidas embriagantes con Benito, quien era su amigo.

Declaró que unas horas después y al calor de las copas se dio cuenta que su “amigo” intentó robarle su teléfono celular y tras reclamarle comenzaron a pelear. Dijo que no se dio cuenta que lo había matado hasta la mañana siguiente que vio que continuaba tirado, por lo que cubrió el cadáver.

Barrandey Márquez fue trasladado a las instalaciones de la comandancia de policía Norte, para posteriormente ser puesto a disposición de la Fiscalía en donde se determinara su situación jurídica.

lapoliciaca.com