“Volví a nacer en el Issste”, afirma contundente Emiliano Peter Tovar, de 16 años de edad, a quien hoy el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos” reintegra a su vida familiar, social y escolar, tras 180 días de internamiento (incluidos 21 en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica, UTIP), donde un equipo multiprofesional de 14 especialidades médicas logró salvarlo de graves complicaciones ocasionadas por un accidente, ocurrido el 24 de junio de 2015 en la ciudad de Querétaro, cuando al salir de la secundaria y pretender cruzar una avenida, resbaló y fue atropellado por un camión de carga de 3 toneladas.

Con la representación del director general del Instituto, José Reyes Baeza, el Coordinador de Pediatría del Hospital, Jorge Robles Alarcón, destacó que este es un caso emblemático de los que a diario se registran en las más de mil 200 unidades médicas del país, donde se trabaja para atender con calidad y calidez a 12.8 millones de derechohabientes.

Robles Alarcón afirmó que “el tratamiento especializado que se brindó al paciente le garantiza calidad de vida funcional, sicológica y estética; es ejemplo de la importancia del sistema de seguridad social del ISSSTE para su derechohabiencia”.

Issste testimonio

Informó que el costo global del tratamiento de Emiliano hasta este momento, es de tres millones 47 mil 376 pesos, (el costo por día en la UTIP es de 50 mil pesos) lo que nos indica que “la seguridad social en México evita daños catastróficos al patrimonio de las familias; nuestra misión es salvar vidas con calidad y humanismo”.

Al respecto, Lizbeth Guadalupe Tovar Santana, de profesión maestra, y madre de Emiliano, comentó: “Ninguna fotografía puede demostrar el daño real y el gran riesgo que corrió mi hijo; soy consciente del gran nivel que tiene esta institución, que es el Issste. Los médicos lucharon con empatía y humanidad contra todo pronóstico. Estoy infinitamente agradecida por esta segunda oportunidad de vida para Emiliano”.

El equipo tratante fue comandado por los doctores Elizabeth del Carmen Rodríguez Rojas, Jefa de Cirugía Plástica y Reconstructiva; Sergio Pérez Arau, jefe de la UTIP, y Jorge Robles Alarcón, Coordinador de Pediatría. Incluyó especialistas en pediatría, cirugía pediátrica, cirugía plástica y reconstructiva, infectología, ortopedia, epidemiología, anestesiología, cardiología, paidosiquiatría, medicina del adolescente, enfermería y tanatología; así como apoyo de trabajo social, Issste en casa, ingeniería biomédica y traslados en ambulancia.

De acuerdo al Dr. Pérez Arau, “el paciente ingresó el 13 de julio a la UTIP del Hospital López Mateos del ISSSTE, referido de Querétaro, por una infección generalizada y complicación severa y grave de lesión por aplastamiento en la parte izquierda de glúteo, muslo y zona lumbar, denominada Morel Lavallée y que se caracteriza por la ruptura de vasos sanguíneos entre piel y músculo provocando la muerte de piel”.

También podría interesarte  Hallan asesinada a joven reportada desaparecida; tenía 2 meses de embarazo

Inmediatamente, el hospital del Issste le brindó al joven tratamiento integral que consistió en darle sostén de vida por 21 días en la UTIP “el paciente fue aislado para impedir que evolucionara el cuadro infeccioso a niveles irreversibles, colocamos catéteres, le pasamos medicamentos para ayudarle a su corazón a bombear sangre; le dimos oxígeno, nutrición parenteral, antibióticos de amplio espectro y protección gastrointestinal; este manejo fue decisivo para mantenerlo con vida y estabilizarlo”, precisó el jefe de la terapia.

Por su parte, la doctora Rodríguez Rojas, cirujana plástica y reconstructiva, detalló el tratamiento especializado que se le dio a Emiliano para sanarlo de la grave e impactante lesión por aplastamiento.

Precisó que “la lesión Morel Lavallée fue tratada con lavados quirúrgicos, retiro de tejido necrosado y aplicación de un sistema avanzado en cicatrización de heridas denominado VAC”, que consiste en cubrir la lesión con parches especiales durante varios días para impedir la proliferación de bacterias y mediante succión al vacío separan el tejido muerto; “posteriormente se reconstruyó la zona con injertos del propio paciente hasta sellar la herida exitosamente”.

Contra todo pronóstico el 3 de agosto de 2015 el paciente supera la fase crítica de 21 días en que se debate entre la vida y la muerte y responde favorablemente a los tratamientos.

Posteriormente, Robles Alarcón, Coordinador de Pediatría, explicó que el tratamiento del paciente continuó con 159 días de hospitalización que abarcan desde que egresó del hospital hasta posteriores reinternamientos para curaciones y terapias. Hace dos semanas fue su más reciente estancia hospitalaria en la que se realizó favorablemente el cierre de ileostomía (se reconectó su intestino y se cerró la derivación que había en el abdomen). Además, continúa en vigilancia médica por consulta externa en varias especialidades.

Por último, señaló que los elementos clave para salvar la vida de Emiliano fueron: contar con equipos multiprofesionales de alta especialidad que deciden por consenso la estrategia de tratamiento integral, y disponer de una Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica pionera en México, con 30 años de experiencia, donde se cuenta con moderna infraestructura de sostén de vida especializada en infantes por grupos de edad: lactantes, preescolares, escolares y adolescentes, para dar atención específica a las necesidades nutricionales, metabólicas y críticas de cada paciente.