Lo que era alegría y diversión en una tarde de convivencia familiar, concluyó en tragedia, pues el menor Y.E.E.K de tres años perdió la vida ahogado en una alberca del balneario “El paraíso”, en Peto, Yucatán.

Los hechos ocurrieron alrededor de las dos de la tarde, cuando los papás de Y.E.E.K. no lo ubicaban e iniciaron una exhaustiva búsqueda entre los invitados de una fiesta familiar, que se realizaba en el conocido lugar de diversión.

La desesperación y el terror se apoderó de los presentes, cuando uno de los familiares vio el cuerpo del menor en el fondo de la piscina, que tiene una profundidad de 1.80 metros.

Rápidamente el menor fue trasladado al centro de salud, pero los médicos indicaron que ya tenía rato de haber fallecido. Las autoridades locales dieron aviso a la policía ministerial y Semefo Yucatán para las diligencias correspondientes.

También podría interesarte  Secuestros, a la alza en el último año

Alrededor de las seis de la tarde, el Servicio Médico Forense realizó el levantamiento del cadáver para la autopsia de ley, mientras que los agentes investigadores de la Ministerial se trasladaron al local “El paraíso” para los trabajos correspondientes.

reporteroshoy.mx

Foto: Ilustrativa