Mientras los expertos no terminan de ponerse de acuerdo sobre las causas por las cuales el peso se devalúa y la mayoría se remite al ‘nerviosismo’ por el eventual triunfo de Donald Trump, los mexicanos recibiremos el impacto de un dólar que ya superó la barrera histórica de los 20 pesos.

Ayer, el peso mexicano retrocedió a mínimos históricos frente a la moneda estadunidense. En ventanillas bancarias el dólar alcanzó los 20.08 pesos al cierre, mientras que a la compra se ubicó en 18.89 pesos.

Se trata del mayor nivel de incremento del billete verde en la historia, según registros del Banco de México.

En lo que va del mes, el dólar se ha disparado 95 centavos, y 2.47 pesos en lo que va del año.

“La fuerte volatilidad en el tipo de cambio se da en un entorno de depreciación de monedas emergentes afectado por el tema de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y la incertidumbre sobre la decisión que tomará la Reserva Federal de Estados Unidos en su próxima reunión de política monetaria de este miércoles 21 de septiembre, en donde la probabilidad de una subida en la tasa de interés se mantiene baja”, expuso Santander México en un reporte.

También podría interesarte  Hasta mediados del 2018 liberarán precios de la gasolina

En entrevistas concedidas semanas atrás por líderes empresariales de la entidad, como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Canaco, Canacintra y otros, reconocieron que el alza al dólar impactará a las empresas y, al final, a los consumidores.

Explicaron que un dólar caro obliga a las empresas a pagar a precios más elevados su producto o materia prima, lo que redundará en el encarecimiento de sus productos. A ello habría qué sumar las alzas a insumos como la luz y gasolinas.

Redacción
redaccion@multimedioscampeche.com