A cambio de dos cartones de cerveza y dos guajalotes, una menor de 16 años fue obligada por sus padres a casarse, argumentando que son los usos y costumbres.

Los hechos ocurrieron en la comunidad de Tlaticagua, perteneciente al municipio de Huejutla, en donde la adolescente que responde al nombre de Floricelda “N” de 16 años, fue obligada a casarse con un hombre mayor que ella, ya que por costumbres arraigadas de sus padres, habían recibido como pago por ella dos cartones de cerveza, dos guajolotes y demás cosas ofrecidas por los padres del sujeto identificado con el nombre de Fernando.

La adolescente estudiaba en una escuela del nivel medio superior de esta ciudad, pero ante tal situación dejó sus estudios para cumplir con lo decidido por sus padres.

También podría interesarte  Senado: 8 estados, con rezago en transparencia

noticiasmvs.com