La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indicó que es previsible que el próximo año el precio de las gasolinas se eleve, ante mayores de costos de energéticos; no obstante, considera que problemas de desabasto, como los que se presentaron hace unos días en algunas gasolineras del país, se resolverán una vez que se liberen los precios de éstas.

“Es previsible que hacia principios del año que entra, sin duda, porque los costos han venido subiendo, tanto en el precio del petróleo como en el tipo de cambio, y originalmente el ajuste se hace hacia arriba. A partir de entonces lo que vamos a ver es que, conforme sube o baja el costo, subirá y bajará el costo de la gasolina como sucede en cualquier otra parte del mundo”, dijo el secretario de Hacienda, José Antonio Meade. durante su participación en el panel Panorama Económico 2017 organizado por el Instituto Mexicano de Finanzas (IMEF).

“El hecho de que no tengamos la posibilidad de múltiples rutas para el abasto es una vulnerabilidad que en parte se va a corregir cuando nos movamos de lo que hoy tenemos que no es mercado, a uno pleno, funcional, en donde los precios manden señales de inversión, no manden señales de escasez, ayuden a detonar y a sostener los mecanismos de inversión”, dijo Meade Kuribreña.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) advierte que la falta de contratos con Pemex para el suministro de gasolinas —Magna y Premium— y diésel puede resultar en un inminente paro de estaciones de servicio en todo el país el 1 de enero de 2017.

De acuerdo con la Amegas, la empresa productiva subsidiaria Pemex Transformación Industrial los está amenazando que de no tener los nuevos modelos de contratos —de venta de primera mano (VPM) y de comercialización— les suspenderá el suministro, lo que pone en riesgo el abasto a millones de usuarios.

También podría interesarte  Felipe Calderón responde a López Obrador en debate

Según los señalamientos de los empresarios, la petrolera presiona al poner un plazo de 10 días; sin embargo, en las disposiciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) esto debe realizarse a más tardar el día en que los precios comiencen a determinarse bajo condiciones del mercado en la región de que se trate.

Acusan que se les exige también a los que poseen contratos vigentes para 2018, 2021 y 2024.

Pemex negó que exista la presión que denuncia la Amegas, pues la Ley de Hidrocarburos especifica que los nuevos contratos de suministro deben estar listos el 1 de enero de 2017.

“Trabajamos con los grupos gasolineros para renovarlos porque vencen el 31 de diciembre”. Y es que es indispensable la existencia de un contrato que ampare a ambas partes, si es que quieren compra a crédito.

Pero si el empresario no quiere un contrato, de todas formas tienen la posibilidad de comprar a Pemex pero tienen que pagar al recibir el producto.

De los contratos que se firmaron después de aprobarse la ley y que tienen una vigencia más amplia solo es una tercera parte de las gasolineras; es decir, alrededor de tres mil 800 estaciones, con las que se busca firmar los nuevos contratos, ya que de acuerdo con Pemex se les da más flexibilidad.

Algo que ha provocado el descontento de los gasolineros es que con los nuevos modelos ya no habrá comisión por precio se les pone un monto fijo por litro vendido, pues con los aumentos se estarían quedando con todas las utilidades.

sipse.com