Con una inversión conjunta de casi 42 mil millones de pesos (mmdp), el sector Salud ahorró más de 3 mmdp en la compra consolidada de medicamentos, vacunas y material de curación para el 2017; con esta adquisición coordinada se han obtenido mayor calidad y mejores precios que han derivado en servicios de salud más óptimos y oportunos en beneficio de al menos 90 millones de mexicanos.

Con el proceso se obtuvo un ahorro de 3 mil 352 mdp, es decir, un 33% más que el año anterior; estos recursos permitirán la compra de casi mil millones de piezas más en 2017, explicó Mikel Arriola Peñaloza, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS).

Para el 2016/2017 se adjudicaron mil 371 claves por 41 mil 861 millones de pesos, con un incremento de 8% con respecto a la compra anterior, esto se refleja en una mejor competencia y mejoras en el abasto de medicamentos, vacunas y material de curación.

En 2016, el indicador de atención de recetas se ubicó en 98.5%, es decir, se surtieron 197 millones de recetas, que representan un 10% más que en 2015; asimismo, el número de quejas por desabasto de medicamentos ha sido el más bajo desde el 2013 (de 4 mil 889 reclamos por falta de suministro de medicinas solo se recibieron 788 el año pasado).

De hecho, Arriola recordó: “el contexto es un problema de caja que venía arrastrando el Instituto desde el 2009, cuando se registró un déficit de 22 mil 755 mdp con las reservas financieras del IMSS estaban totalmente comprometidas y con ello la estabilidad financiera del propio instituto; este proceso redijo ese déficit. Se ha reducido el gasto corriente y se han aumentado las capacidades para otorgar servicios.

En estas compras consolidadas de medicamentos, vacunas y material de curación participan el IMSS, el ISSSTE, las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, Pemex, 18 gobierno estatales (Baja California, Baja California Sur, ciudad de México, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Estado de México, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora y Tlaxcala) y 17 Instituto Nacionales de la Secretaría de Salud.

José Narro Robles, secretario de Salud, reconoció las gestiones de Mikel Arriola para encabezar la compra consolidada lo que se ha traducido en una “coordinación” en “unidad” en beneficio de la gente, como les ha encomendado el gobierno de la República y les ha reclamado la sociedad mexicana, “que nos pide que trabajemos al servicio de la población”, con recursos humanos de alta calidad en la atención médica que requieren de los elementos necesarios para desarrollar su labor. El diagnóstico certero necesita de los elementos terapéuticos indispensables”, subrayó el funcionario federal.

También podría interesarte  Darán atención psicológica a policías del DF

Para la futura quinta compra consolidada “habrá más transparencia y ahorros que benefician a las instituciones con la posibilidad de comprar más material de curación, vacunas y medicamentos bajo un proceso de rendición de cuentas. Tendremos una población más sana y ello habrá propiciar una sociedad más productiva y mayor confianza en las instituciones” confió Narro.

En este sentido, apeló a fortalecer la participación de los servicios estatales de Salud en las compras consolidadas; al momento solo 18 entidades del país participan mientras el resto de los Estados continúa realizando las compras de medicamentos, vacunas y material de curación por su propia cuenta.

“Estamos cortos pero lo vamos a conseguir y pueden estar seguros que será por la vía del convencimiento”, prometió Narro Robles.

El titular del IMSS precisó que en los 4 años de la actual administración que inició este proceso de compras consolidadas para los principales institutos de salud del país, el ahorro acumulado asciende a 14 mil 214 mdp.

Cabe resaltar, resaltó Arriola, que se consolido una estrategia “robusta” para garantizar limpieza en el proceso, desde herramientas de transparencia, hasta el acompañamiento de actores externos para garantizar “una libre participación”, “legalidad” y “competencia efectiva”, en este caso, la secretaría de la Función Pública (SFP), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

La Confederación de Cámaras Industriales de los estados Unidos Mexicanos (Concamin), La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) y la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS).

“Los buenos resultados no solo se observan en los ahorros, aunque aquí se ha demostrado de manera precisa los ahorros significativos obtenidos por las compras consolidadas; pero lo más importante es la calidad y la rapidez en la entrega de los medicamentos. Este proceso, de hecho, ha ayudado a los ciudadanos y creo que esto es lo que se obtiene de aplicar mejores políticas, mejores procedimientos y mejores prácticas (en la adquisición de medicamentos y material de curación) para tener una mejor vida”, expresó Janos Bertok, jefe de la División de Integridad en el Sector Público de la OCDE.

noticiasmvs.com