México tiene el índice de percepción de la corrupción más alto de Latinoamérica y el Caribe, seguido de República Dominicana, Perú, Venezuela y Panamá, de acuerdo con un informe de Transparencia Internacional.

Al analizar los resultados, “se deduce que México evidencia claramente los más graves índices de corrupción en la prestación de servicios públicos, en particular en el caso de escuelas, atención de salud y documentación personal”, publicó Excélsior.

En México, 51% de los entrevistados dijo que pagó sobornos o tuvo que hacer algún regalo a funcionarios para acceder a servicios escolares y hospitalarios para obtener un documento de identidad o acceder a un policía o un juez, de acuerdo con el informe. En República Dominicana,  46% de los encuestados indicó que lo hizo; en Perú 39% y en Venezuela y Panamá un 38%.

En México, los encuestados dijeron que aumentó el nivel de corrupción, es muy mala la lucha del gobierno  contra el problema y creció el pago por acceder a servicios y el costo del soborno.

El informe Las personas y la corrupción: América Latina y el Caribe señaló que 29% de los ciudadanos que utilizaron servicios públicos clave en los últimos 12 meses pagaron algún soborno. Esto sería equivalente a unas 90 millones de personas de la región.

Entre esos servicios aparecen los ofrecidos por escuelas, hospitales, instituciones policiales y de justicia.

“Los latinoamericanos y caribeños están siendo defraudados por sus gobiernos, su clase política y los líderes del sector privado”, expresó José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional, cuya sede está en Berlín.

“El soborno representa un modo de enriquecerse para unos pocos y un gran obstáculo para acceder a servicios públicos clave”, agregó el ejecutivo de la organización que cuenta con más de 100 oficinas en todo el mundo.

El reporte, basado en una encuesta realizada a más de 22 mil personas en 20 países de la región, se difunde en momentos en que uno de los mayores escándalos de corrupción de Brasil ha salpicado a la región. Una investigación de dos años conocida como Operación Lava Jato reveló una trama de sobornos que alcanzó a decenas de políticos y ejecutivos privados.

También podría interesarte  Pide reformar la ley para acabar con la corrupción

En sus 32 páginas, el informe señaló que a pesar de las manifestaciones contra la corrupción en países como Brasil, Guatemala, República Dominicana y Venezuela, la gran mayoría de los entrevistados (62%) considera que la corrupción se ha incrementado y más de la mitad sostuvo que el gobierno cumple un papel deficiente para combatirla.

Solamente uno de cada diez piensa que disminuyó y una cuarta parte no percibe cambios.

Entre las instituciones que la población percibe como más corruptas aparecen la policía y los representantes elegidos por el voto popular, según el reporte de la serie Barómetro Global de la Corrupción.

El 47% de los entrevistados dijo que policías y legisladores eran los más corruptos, seguidos por las autoridades locales con 45 por ciento.

Aunque la gran mayoría percibe que la corrupción está en aumento, esta percepción es aún más crítica en Venezuela, Chile, Brasil y Perú: entre  78% y 87% de los entrevistados cree que está creciendo. En Argentina y Guatemala, en cambio, dos de cada cinco ciudadanos estima que el nivel de corrupción no aumentó (41% y 42%, respectivamente).

Agencias