El gobierno federal logró asignar 19 contratos de 29 áreas de aguas profundas y someras de tres cuencas del golfo de México que puso a concursar ayer, y de las cuales, nueve fueron para la empresa anglo-holandesa Shell, la gran ganadora del día.

El resultado de la licitación se traducirá en inversiones por 93 mil millones de dólares en el país, casi 1.5 veces el monto comprometido en las otras siete rondas pasadas, las cuales acumularon 60 mil millones.

Además, 525 millones de dólares van a ir directo al Fondo Mexicano del Petróleo, como pago efectivo que ofertaron las empresas para obtener los contratos, según cifras oficiales.

La inversión será resultado del compromiso de perforación de pozos. “Si todos los bloques alcanzan éxito” se prevé produzcan 1.5 millones de barriles diarios en 2032, aunque el primer bombeo será en 2028, dijo el subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, Aldo Flores.

En la licitación pujaron 19 participantes. Cinco firmas concursaron solas y 14 fueron en consorcios de empresas procedentes de Países Bajos, Qatar, Italia, Japón, Tailandia, España y México, principalmente.

En el ejercicio, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, a cargo de Juan Carlos Zepeda, ofertó nueve áreas de la Cuenca de Área Perdido; 10 áreas de Cordilleras Mexicanas, y 10 de Cuenca Salina, que fueron los de mayor atractivo.

Zepeda aseguró que después de Shell, la empresa que más bloques ganó fue Petronas, a través de su subsidiaria PC Carigali, la cual obtuvo seis, en algunos de los cuales concursó junto con Repsol; le siguió Qatar Petroleoum, con cinco, cuatro de ellos con Shell, y la otra con Eni.

También podría interesarte  Restaurante de comida china explota en Mérida

La cuarta fue Pemex, que se llevó cuatro contratos, dos de manera individual y dos en consorcio, uno con Shell y otro con Chevron e Inpex.

PC Carigali formó consorcios con Repsol, Ophir y PTTEP, y con Sierra, lo que permitió que en uno de los bloques ganadores participara una firma mexicana.

Como parte de las condiciones, en cinco de los contratos que ganó Shell, ofertó un pago en efectivo de 343 millones de dólares, de los cuales, 243 millones debe pagarlos solo; el resto es con los socios de su consorcio.

La francesa Total, la británica BP y la noruega Statoil, que conformaron un consorcio, a pesar de que presentaron ofertas en tres áreas, no lograron ganar ni siquiera el segundo lugar y consiguieron un segundo sitio en el área 26 de la Cuenca Salina.

Zepeda dijo que de alcanzarse la producción de 1.5 millones de barriles diarios, puede casi duplicarse la producción actual. En tanto que la producción esperada de gas natural es de 4 mil millones de pies cúbicos diarios, poco menos que la producción actual de 5 mil millones.

El presidente y director de Shell en México, Alberto de la Fuente, dijo que el ganar nueve contratos muestra que tienen un compromiso de largo plazo con el país.

El director de Petronas en México, Faisat Bakar, afirmó que iniciarán las inversiones cuando se les dé posesión del bloque y con la exploración confirmarán el potencial del área.

Agencias.