Una amenaza de bomba al interior de un avión de la aerolínea TAR, obligó a sus tripulantes a realizar un aterrizaje en el Aeropuerto Internacional “General Francisco Javier Mina” de Tampico, y desalojar la aeronave.

De inmediato en la instalación se activó el protocolo de seguridad por parte de autoridades militares, federales, y del mismo aeropuerto en búsqueda del supuesto artefacto explosivo.

La información fue muy escueta por parte de las instancias; sin embargo, tras una minuciosa revisión en la aeronave con matrícula XA-JFH, se constató que solo se trató de una falsa alarma.

Agencias.