El abogado Joaquín Xamán McGregor acusó al candidato presidencial por la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, de lavado de dinero, al comprar un lote –a través de su empresa Juniserra– en 10 millones de pesos y luego venderlo como nave industrial en 54 millones de pesos a una empresa fantasma. Esto, según la denuncia, fue posible gracias a una serie de triangulaciones financieras que incluyeron prestanombres.

En conferencia de prensa, Xamán McGregor detalló que, de acuerdo con el testimonio de dos de sus clientes –que ahora están siendo acosados–, fueron contratados para triangular recursos por varios países y paraísos fiscales, para adquirir una nave industrial de la empresa Juniserra, propiedad de Anaya y su familia.

“Entre los años 2016 y 2017, mis clientes Alberto N y Daniel N, cuyas identidades están protegidas por ley, fueron contratados por el señor Manuel Barreiro Castañeda, empresario originario de Querétaro, para realizar una serie de operaciones financieras que, según dijo a mis clientes, tenían como finalidad hacer llegar recursos económicos al señor Ricardo Anaya Cortés mediante el esquema que le permitiera ocultar el origen de los mismos, simulando para ello una supuesta venta de una nave industrial, por parte de la empresa Juniserra, S.A. de C.V. a la empresa Manhattan Masterplant Development, por 54 millones de pesos”, relató.

Aclaró esta compañía “es fantasma, sus propietarios eran dos empleados de Manuel Barreiro; al percatarse de que resultaría inverosimil que dos empleados de escasos recursos compraran una nave de 54 millones” tiempo después “se puso como propietario al hermano de un alto ejecutivo de la empresa de Barreiro”.

Dijo que sus clientes no tuvieron contacto con Anaya pues “Manuel Barreiro fue quien los contrató y les explicó el origen y destino de los fondos. Lo que es un hecho es que provinieron de Barreiro y, después de múltiples transferencias por varios países y paraísos fiscales, terminaron en la empresa Juniserra, que a decir del mismo Anaya es suya y de su familia política”.

También podría interesarte  Hallan 9 personas descuartizadas en Tamaulipas

El abogado detalló que para ocultar el origen de los recursos, que provendrían del mismo Barreiro, se explicó que Anaya tenía conocimiento de la operación y detalló que, de acuerdo con los implicados, “se les encargó construir un esquema en el que se utilizaran empresas fantasmas o fachada, constituidas algunas de ellas por prestanombres o testaferros, de toda la confianza de Manuel Barreiro y a través de las cuales se hicieron transferencias o triangulaciones en distintas partes del mundo”, como México, Canadá, Suiza y Gibraltar.

Señaló que “La operación se llevó a cabo por 54 millones de pesos y el lote a comprar sería el inmueble marcado con el numero 82 ubicado en la carretera estatal 431, kilómetro 2+200 Hacienda La Machorra, denominada El Marqués, en el estado de Querétaro”.

Resaltó que Anaya compró ese lote a Barreiro en 10 millones de pesos y luego se lo vendió como nave industrial en 54 millones.

Xamán McGregor aseguró que a raíz de todo esto y derivado de la relevancia política del caso, sus clientes están sufriendo hostigamiento y persecución.

Dijo que no están seguros de quién está detrás del hostigamiento domiciliario y laboral pero “puede ser el gobierno federal, el gobierno de Querétaro, la persona que los contrató para hacer el entramado financiero, Manuel Barreiro o el mismo candidato presidencial, Ricardo Anaya, por lo que los hacemos responsable de cualquier afectación que pudieran sufrir en el futuro”.

Agencias.