Luego de que Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador rechazaron el reto de José Antonio Meade para debatir sobre su situación inmobiliaria y patrimonial, el candidato del PRI-Verde-Panal los llamó a que “no le saquen”.

Ayer, López Obrador descartó caer en las provocaciones de sus rivales, por lo que advirtió que no se enganchará en ningún debate, mientras que Anaya dijo que no está interesado en debatir con Meade.

Ante ello, el candidato de la coalición Todos Por México le pidió a su rival de Morena no enojarse, pues su reto no era una provocación. Además, advirtió a Anaya que podrá correr, pero no huir, en referencia a su supuesta vinculación a un caso de lavado de dinero.

También podría interesarte  Reportera denuncia agresión en Quintana Roo

Agregó que el debate es para transparentar públicamente el patrimonio personal y familiar, pues el que “nada debe, nada teme”.

Meade ha convocado a debatir a sus rivales en varias ocasiones; sin embargo, sólo la candidata independiente, Margarita Zavala, ha aceptado la invitación.

Agencias.