El candidato independiente a la Presidencia Jaime Rodríguez Calderón El Bronco afirmó de manera contundente que no desistirá en su propuesta de “mocharle la mano” a aquel servidor público que sea corrupto y si eso implica modificar la Constitución y que México salga de tratados internacionales, simplemente el país se sale.

“No voy a desistir, este país necesita golpes duros. Cierto, entiendo su reacción, pero me duele mucho que una mamá no encuentre a su hijo, ustedes no han perdido a nadie, no han llorado por esta violencia y alguien tiene que hacer algo, México no había tenido experiencias como ésta.

“Hemos hecho leyes de transparencia, para poder tener un fiscal autónomo y no lo hemos podido lograr porque los partidos no se ponen de acuerdo y la sociedad se sigue desangrando, sé que se arma polémica y sé que [existen] esas dificultades de cambiar la ley, los tratados, hay que cambiarlos o no habrá otra forma”.

El Bronco aseguró que como parte de su estrategia en el segundo debate irá por el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, puntero en las preferencias electorales, de quien reconoció que “somos símiles de punta a punta” en la lucha por convencer al mayor número de ciudadanos que no han definido su voto.

“Vamos buscando al elector antisistema. Él quiere regalar el dinero, yo quiero poner a la gente a trabajar; él desea terminar la pobreza con el asistencialismo, yo deseo terminarla poniendo a la gente a trabajar; él quiere ir por la cuarta transformación y yo quiero la libertad de los mexicanos para que ellos decidan y no el Presidente; él admira a Benito Juárez, Lázaro Cárdenas y yo admiro a mi mamá, vamos buscando las simpatías de manera paralela, pero no igual”.

También podría interesarte  Alista México una nueva ‘megadeuda’

Advirtió que la verdadera impunidad en México es el Poder Judicial “ (…) los jueces y los magistrados. El Tribunal Superior de Justicia necesita una estrujada, nadie habla de ellos porque todo mundo les tiene miedo, nadie se pelea con un juez o un magistrado (…) puedes conseguir un amparo hasta en un Oxxo, por todo eso el pueblo mexicano está enojado”.

El gobernador con licencia de Nuevo León señaló que a 51 días de la jornada electoral, la elección no está definida y que a las campañas les ha faltado emoción, no de los candidatos, sino de la gente.

Aseguró que uno de los principales problemas del país es el enojo generalizado de la sociedad que divide al país entre aquellos que tienen miedo y quienes quieren “quitar a esos [PRI]”, lo que genera un estado de confrontación.

Agencias.