Una persona fue detenida en el estacionamiento del centro comercial Macroplaza, ya que tenía en su poder, un par de loros verdes, especie protegida por las autoridades ambientales.

El operativo se llevó a cabo gracias a una llamada anónima en donde participó personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El joven, quien llegó a la plaza comercial en un automóvil Attitude, cargaba una caja de cartón con las dos aves, que todavía no tenían su plumaje completo.

Debido a que los loros son especies protegidas, los agentes de la Profepa las aseguraron, y pidieron apoyo a los uniformados para poder detener al portador de las aves.

También podría interesarte  Vocalista de Caballo Dorado busca diputación

Mientras era trasladado a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), el detenido aseguró que iba a regalarlas ya que -según él- no estaba vendiendo las aves, más bien su intención era regalarlas porque no tenía dinero para mantenerlas.

Al lugar llegaron sus familiares para tratar de evitar la detención. El padre del joven aseguró que mandó a su hijo a la plaza a regalar los loros, por lo que negó que sea un traficante de especies.

La Profepa en Yucatán ha estado sumamente activa detectando el manejo y posible comercialización de esas especies.

Redacción.