En su primera aparición ante los medios de comunicación tras su absolución, la exlideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales se declaró inocente y abrió la puerta para su regreso al magisterio nacional.

Hace unos momentos, Gordillo Morales ofreció la rueda de prensa en donde dijo que la etapa privada de su libertad que pasó fue un aprendizaje.

“Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política, de acoso escolar injusticias. Es el producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas para hacerme ver culpable de algo que no cometí”, afirmó.

Con un semblante endurecido y de traje sastre la exlideresa arremetió en contra de quienes la señalaron por los presuntos casos de cohecho de los que salió absuelta, no obstante, omitió particularidades.

“No se ahorraron recursos no tinta, desde una visión mediática, para tratarme con una dureza que sólo una orquestación perversa podía propiciar”, dijo.

En su discurso de no más de 10 minutos, Gordillo Morales pidió una disculpa a los maestros del país.

“Lamento que hayan sido sometidos a una persecución política y mediática que tenía por objeto lacerar sus conquistas laborales y atomizar al gremio.

“Lamento que nos hayan responsabilizado de la compleja situación educativa del país, cuando la mayoría de los maestros hacen lo mejor que pueden con las herramientas insuficientes que el gobierno les da. Se prefirió gastar en propaganda que invertir en un programa de reactivación escolar”, apuntó.

También podría interesarte  Divergen partidos en reforma al IFAI

En este sentido agregó que hubo quienes en vez de defender al magisterio “no lo hicieron y nos traicionaron”.

Gordillo Morales aseveró que “lo que viene debe plantearse con cuidado, sin obsesiones, ni odios” ya que se debe estar a la altura de los retos por venir.

Además de que, señaló, la Reforma Educativa fracasó.

“Recuperé mi libertad, y la Reforma Educativa se derrumbó”, acotó. Sobre su futuro, la maestra indicó que por el momento estará cerca de su familia, aunque cerca también del magisterio.

“En mi caso, ejerceré mi libertad consciente de que mi lealtad y mi lugar siempre ha estado y estará al lado de los maestros y maestras de México, y la defensa de la educación pública.

“En lo inmediato, me debo a los míos quienes padecieron mi ausencia, sin que esto implique abandonar mis convicciones”, señaló.

Tras su conferencia realizada en un hotel de la Ciudad de México, la maestra saludó a los maestros que se congregaron en la sala y la abandonó por la parte de atrás, sin más declaraciones a la prensa.

Agencias.