El líder de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que su grupo mayoritario garantiza al país un Presupuesto 2019 transparente, bien planeado, sin corruptelas, sin nuevos impuestos, “moches” ni gasolinazos.

Sostuvo que aunque habrá austeridad, habrá también estabilidad macroeconómica y una reingeniería en temas como el Ramo 23, en donde habrá transparencia en el uso de recursos para todo tipo de programas.

“El gran reto de la Cámara de Diputados en la discusión del Paquete Fiscal 2019 será terminar con los llamados ´moches´ y todos aquellos proyectos sin ninguna planeación del Presupuesto de Egresos que terminan en el caño de la corrupción”, dijo.

Consideró que “el Ramo 23 debe desaparecer, pues la poca claridad en los recursos que a éste se destinan ha desprestigiado a la Cámara de Diputados y al país en su conjunto”.

“Sabemos que hay partidas que se presupuestan a este Ramo que tienen un destino específico, por ejemplo, el Fonden, pero que sería bueno en aras de la transparencia y de terminar con esta práctica, que se hiciera una reingeniería presupuestal para terminar con este Ramo”, planteó.

Mario Delgado señaló que los diputados federales trabajarán para que el Presupuestos de Egresos de la Federación 2019 contenga ya la Austeridad Republicana y las prioridades sociales por las que la gente votó el pasado 1º de julio.

También podría interesarte  Con dos aciertos en examen, joven entra a preparatoria

“Vemos con muy buenos ojos los anuncios que ha hecho el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en privilegiar la inversión social, de infraestructura, programas para jóvenes, adultos mayores, becas para estudiantes, la reactivación del campo, el establecer una zona libre en la frontera”, indicó.

Delgado Carrillo afirmó que en el gobierno de López Obrador se mantendrá la estabilidad macroeconómica, se detendrá el excesivo endeudamiento y los gasolinazos, además de que no aumentarán los impuestos.

Señaló que en la actual Legislatura la Cámara de Diputados ha trabajado en añejas demandas de la sociedad mexicana que por mucho tiempo fueron ignoradas, como la reciente aprobación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, “que nos permitirá ordenar los sueldos en toda la Administración Pública, terminar con excesos y privilegios que se habían acumulado por años, y por poner fin a las pensiones de los ex presidentes”.

Además, se presentó la iniciativa sobre Austeridad Republicana, para que ésta no sea una moda o un esfuerzo temporal, sino una característica permanente de la Administración Pública y no se repitan capítulos donde hay crecimientos del gasto improductivo que terminan comprometiendo las finanzas públicas.

Agencias.