Integrantes del próximo gabinete de Seguridad se reunieron con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para tratar el tema de la seguridad durante la toma de posesión del próximo primero de diciembre.

A la casa de transición, en la colonia Roma, llegaron los próximos secretarios de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, de Marina, José Rafael Ojeda, de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Al término del encuentro, el futuro canciller dijo que el Ejército y la Marina se harán cargo de la seguridad tanto del evento, como de los asistentes.

“El secretario de la Defensa, así como con el secretario de la Marina, van a participar para garantizar, no sólo la seguridad de los visitantes, sino la seguridad de los eventos, digamos lo que antes hacía el Estado Mayor, ahora lo va a hacer la Secretaría de la Defensa”, señaló Marcelo Ebrard, propuesto próximo secretario de Relaciones Exteriores.

Cuestionado sobre la postura del próximo gobierno, ante el triunfo de Jair Bolsonaro como presidente electo de Brasil, respondió:

“El nuevo gobierno no tiene más que desearle lo mejor al presidente electo del Brasil. Podrían decirse muchas cosas, son evidentes las diferencias que puede haber políticas y de todo tipo, Brasil es un país sumamente importante para América Latina, pero nosotros tenemos que en este caso respetar y desearle lo mejor al nuevo Presidente de Brasil”.

También podría interesarte  Van 311 mmdp a IMSS e ISSSTE

La futura secretaria de Gobernación ofreció una conferencia de prensa en la que presentó a quienes serán los titulares del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén López y de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, Andrés Ramírez Silva.

Habló sobre los cambios en política migratoria que se realizarán desde el primero de diciembre.

“Lo que queremos compartirles es que estamos buscando los mejores perfiles, las mejores personas para atender sobre todo estos temas tan delicados y tan sensibles y que han sido reiteradamente violentados en sus derechos, tanto en el aspecto de migrantes, como en el aspecto de refugiados, hoy lo que queremos mandar un mensaje es que el cambio es y va en serio”, afirmó Olga Sánchez Cordero, propuesta próxima secretaria de Gobernación.

Dijo que en la designación de funcionarios públicos no debe haber amiguismo, sino capacidad.

“Los retos son enormes y nosotros somos los que estamos buscando este tipo de perfiles para atender verdaderamente estos 2 aspectos importantísimos para México que son la migración y también el tema de los refugiados. No es cuestión de amiguismo, es cuestión de capacidad y es cuestión de elegir a las mejores personas para atender y los mejores perfiles para atender estas causas tan sensibles y tan delicadas como son estos dos temas”, señaló Olga Sánchez Cordero.

Estuvo acompañada por Alejandro Encinas, propuesto como subsecretario de Gobernación.

Agencias.