El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este sábado que el Gobierno que se fue –encabezado por el priista Enrique Peña Nieto–, no estaba con el pueblo, “servía de facilitador para el saqueo, para el robo”.

El Presidente se refirió a la problemática de gobernar y levantar los censos para repartir los apoyos que harán a estudiantes y a campesinos de Morelos, con el objeto de que sean apoyos directos y no sean politizados por grupos ajenos.

El problema, añadió, es que se echó a perder el Gobierno y en cada paso “mochaban” los apoyos. Por eso, dijo, todo lo que se consiga y se ahorre por no permitir la corrupción se va a bajar a la gente.

También podría interesarte  Debatirán el jueves ley orgánica

Hay resistencia, expuso, pero no vamos a dar marcha atrás. “Nos está apoyando el Ejército, la Marina y nos está apoyando el pueblo”, confirmó. El modelo neoliberal nos llevó a la ruina y ahora, lo que nunca había pasado, México es importador de gasolinas, mencionó. El principal ducto, el que viene de Tuxpan, lo han usado para robarle a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Se decidió controlar eso, con vigilancia, y van tres días que nos boicotean, que hacen boquetes en el ducto de Tuxpan a Azcapotzalco. Ayer lo hicieron de nuevo, a las 11 de la noche, informó.

Agencias