“No va a quedar un hogar pobre en México sin recibir un apoyo económico”, así lo afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador como parte de la implementación de los programas de bienestar.

En conferencia de prensa desde el Palacio Nacional, el mandatario mexicano explicó que se otorgarán cerca de 300 mil millones de pesos en subsidios para adultos mayores, personas con discapacidad, jóvenes aprendices o estudiantes de educación básica en todas las familias vulnerables.

“Si no hay un adulto mayor, no hay una persona con discapacidad, pero hay un estudiante de preparatoria, ese tiene su beca. Si no es un estudiante de preparatoria, es un niño de una estancia infantil, su apoyo. Si es un niño de familia pobre que estudia primaria y secundaria, su beca. Si es un joven que va a estar de aprendiz, su apoyo, tres mil 600 pesos mensuales”, ahondó.

También podría interesarte  En agosto discutirá la Corte el caso Cassez

El jefe del Ejecutivo reiteró que los apoyos serán entregados de forma directa a los beneficiados, sin la necesidad de intermediarios ni de organizaciones de la Sociedad Civil, a través de un censo en todos los municipios del país.

Sobre las estancias infantiles, López Obrador puntualizó que ya no se dará dinero a estas instituciones sino a los padres de familia, quienes decidirán si desean pagar una estancia o a algún familiar para el cuidado de los menores.

Por su parte, Galia Borja Gómez, tesorera de la Federación, informó que la entrega de subsidios será a través de pagos electrónicos por parte del Banco de México a cualquier institución financiera que los beneficiados elijan.

Agencias.