Gustavo Adolfo Arellano Sandoval recibió más de 299 mil pesos netos por dos meses que estuvo como director general adjunto en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) durante la administración de María Elena Álvarez-Buylla. Un salario que ni si quiera recibe el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Su estancia en Conacyt fue breve y las autoridades lo mantuvieron en bajo perfil pero cobraba como director adjunto sin ser responsable de ningun área. De acuerdo con la declaración que Gustavo Adolfo Arellano registró ante la Secretaría de la Función Pública, comenzó a laborar en Conacyt desde el primero de diciembre de 2018, justo cuando la hoy directora Álvarez-Buylla tomó posesión.

En ese mismo documento declara que su puesto fue de director general adjunto pero no tuvo asignado ningún departamento, sólo aclara que sus funciones principales eran: “labor de supervisión, licitaciones y adjudicación de contratos de bienes y servicios y manejo de recursos financieros”, se lee en el documento. Aunque su perfil académico y profesional es de un ingeniero en sistemas.

Gustavo Adolfo Arellano percibió como director adjunto 149 mil 514 pesos netos al mes, un sueldo mayor al de la propia directora general de Conacyt, que es de 116 mil, y al del Presidente de la República que gana 108 mil pesos netos mensuales.

También podría interesarte  Caravana por la Paz recorrerá 26 ciudades de EU

Pero al mismo tiempo que cumplió labores como director adjunto, Arellano Sandoval percibió 360 mil pesos netos anuales por un puesto como analista en el Fondo de Información y Documentación para la Industria (INFOTEC) que pertenece a la red de Centros Públicos de Investigación del Conacyt. Por lo que tuvo dos ingresos por dos puestos distintos dentro de la misma estructura del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

En la declaración que hizo correspondiente a sus labores en INFOTEC, que se puede consultar en DeclaraNet, registró que recibe un pago anual de 360 mil pesos netos y que está contratado por honorarios como analista pero no detalló sus funciones laborales.

María Elena Álvarez-Buylla ha realizado dos conferencias de prensa y en ellas estuvo acompañada de María del Carmen de la Peza Casares, quien está a cargo de la Dirección Adjunta de Desarrollo Científico, así como de otros colaboradores que ha ido anunciado durante su gestión. Sin embargo, en ninguna de sus apariciones mediáticas de Álvarez-Buylla hizo público la designación de Gustavo Adolfo Arellano.

Aunque no explica los motivos, Gustavo Adolfo Arellano terminó su relación laboral con Conacyt el 13 de febrero de 2019. Y durante su fugaz y silenciosa estancia cobró del erario público 299 mil 28 pesos netos correspondientes a dos meses de sueldo como director adjunto además de sus honorarios en INFOTEC de 30 mil pesos netos mensuales.

Con información de El Universal.